Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EUROLIGA

El Barça pasa por encima del Unicaja

El equipo azulgrana derrota a los malagueños por más de veinte puntos (80-58) y fuerza el tercer partido

El Winterthur Barcelona se merecería el calificativo de rencoroso si existiese en el mundo del deporte de elite, porque se aferró a una venganza del tipo ojo por ojo y diente por diente para mantenerse vivo en la serie de cuartos de final de la Euroliga ante el Unicaja. El equipo catalán salió humillado de Málaga el pasado martes y tomó conciencia de que, además de ganar para forzar el tercer encuentro, tenía que hacerlo con la suficiente contundencia como para que el rival salte a la pista dentro de una semana sin la seguridad con la que llegó al Palau Blaugrana. En aquel primer partido fueron 16 los puntos de diferencia (91-75), pero ahora fueron 22 (80-58) y todo queda pendiente de un último duelo en el que el Winterthur Barcelona ha reclamado el papel de favorito que se le concedió antes de comenzar la serie.

Como en el primer encuentro, el cuadro barcelonista salió de inicio ''enchufado'', aunque esta vez con dos añadidos como fueron una mayor intensidad defensiva y el apoyo de un Palau Blaugrana entregado. Dusko Ivanovic también se aplicó la tensión que había reclamado a sus jugadores y, en tan sólo diez segundos, ya había realizado su primer cambio. Sergio Scariolo dejó a Daniel Santiago en el banquillo, le cedió su puesto a Marko Tusek y puso a Carlos Jiménez en la posición de ''cuatro''. Ivanovic reaccionó, sentó a su '5', Denis Marconato, y le dio entrada a Michalis Kakiouzis, consciente del riesgo que corría si Tusek hacía salir al italiano de la pintura. Ajustado ese pequeño desorden, el Winterthur Barcelona empezó a abrir brecha en el marcador, en buena parte gracias a una defensa al límite de las reglas, aunque también al acierto de Juan Carlos Navarro en ataque.

Con las tuercas apretadas, al Unicaja, que pudo contar en el Palau Blaugrana con los tres jugadores que eran duda -Carlos Jiménez, Carlos Cabezas y Jiri Welsch- le resultó imposible acercarse a los porcentajes de tiro del pasado martes y, al término del primer cuarto, las diferencias eran ya de nueve puntos (23-14). La barrera de los diez (25-14) se superó en el inicio del segundo periodo tras una canasta de un Jordi Trias mucho más cercano al que se ganó el MVP en la Copa que al del primer partido de esta serie.

La intensidad defensiva del Winterthur Barcelona alcanzó su grado máximo con Roger Grimau y Rodrigo de la Fuente en la pista, hasta el punto de que se alcanzó una máxima de trece puntos (29-16, 31-18 y 33-20, min.14, 15 y 17). Dos triples de Vasileiadis y Marcus Faison arreglaron un poco las cosas, pero sólo de manera provisional, porque los barcelonistas estaban crecidos y, pese a las ''puertas atrás'' de Carlos Cabezas, con un tiro de tres de Jaka Lakovic y poco más, como la superioridad de Marconato bajo los aros, se fueron al descanso con una ventaja de once puntos (41-30).

Unicaja sabía de todos modos que once puntos se podían remontar con veinte minutos por delante y salió convencido de ello en la reanudación, pero se encontró entonces con Juan Carlos Navarro. El equipo andaluz redujo las diferencias hasta sólo seis puntos (46-40) tras una serie de triples de Cabezas y Berni Rodríguez, pero lo de Navarro sería espectacular. El escolta azulgrana metió todo lo que le pasó por la mano, incluidos tres tiros de tres para una suma total de quince puntos en ese tercer cuarto.

Con ese argumento, el Winterthur Barcelona prácticamente había sentenciado el partido al término del periodo (64-48), pese a que todavía quedaban diez minutos por delante. Ese último cuarto sirvió para poco más que para comprobar que el mensaje de Ivanovic había calado en sus jugadores y que, pese a darle minutos a los menos habituales, la tensión reclamada se mantuvo hasta el último segundo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.