Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RUGBY

Francia, Irlanda e Ingalterra se juegan el Seis Naciones

Los galos, con mejor diferencia de puntos, son los que más opciones tienen de revalidar el triunfo obtenido el año pasado

Francia, Irlanda e Inglaterra se jugarán mañana el triunfo absoluto en el mítico torneo de las Seis Naciones de rugby, en una última jornada a la que llegan igualados con tres victorias y una derrota. Francia de partida es la que lo tiene mejor para revalidar el triunfo que obtuvo el año pasado, por cuanto dispone de mejor diferencia de puntos (+42) respecto a los irlandeses (+38) e ingleses (+13). El equipo de Bernard Laporte perdió en Twickenham, la pasada jornada, la oportunidad de conseguir el Grand Slam (ganar todos los encuentros), pero al menos tiene en su mano el volver a ganar el torneo.

Para ello necesita vencer en Saint Denis a Escocia y esperar que Irlanda, si es que gana en el Flaminio ante la pletórica selección de Italia, no le remonte la diferencia de puntos. Los franceses tienen la ventaja de que cuando empiecen ya conocerán el resultado del encuentro de los irlandeses. Inglaterra, por su parte, lo tiene muy complicado. Visitará en el último partido a Gales en el estadio del Milenio y necesita vapulear a los locales para revertir la diferencia de puntos o el milagro de que franceses e irlandeses no ganen. Francia quiere vencer y convencer después de su mal partido en Twickenham, donde perdió por 26-18.

Los pupilos de Laporte quieren demostrar que son capaces de jugar buen rugby. Las novedades en el equipo titular serán Pierre Mignoni, Imanol Harinordoquy y Cedric Heymans, a la espera de la evolución de la lesión de David Skrela, ante un conjunto escocés que tratará de asaltar Saint Denis y volver a derrotar a los bleus, como hicieron el año pasado en su templo de Murrayfield. Frank Hadden, técnico escocés, hará cinco cambios en su equipo, en el que su capitán, Donna Kennedy jugará su partido 100 con la selección catorce años después de su debut.

Italia, crecida por haber conseguido por primera vez dos victorias consecutivas -contra Escocia y Gales-, quiere poner caras las pretensiones de Irlanda, que trata de una vez de acabar con su maldición y ganar un torneo que se le resiste desde 1985. El objetivo de los irlandeses es claro, vencer por la mayor diferencia posible. Ya han olvidado el éxito de ganar la 'Triple Corona' (vencer a los demás equipos británicos) y su misión es hacer valer su potencial en el estadio Flaminio. Italia, por su parte, quiere cerrar el torneo 2007 con un nuevo éxito ante los hombres de Eddie O'Sullivan. No podrá contar con Mauro Bergamasco, suspendido cuatro partido por agresión al galés Stephen Jones, ni con Andrea Lo Cicero.

Y la edición 2007 se cerrará en el estadio del Milenio de Cardiff, partido que puede resultar prácticamente intrascendente para el XV de La Rosa si Francia o Irlanda ganan de manera autoritaria sus partidos. Si no lo hacen se le abrirá inesperadamente el camino del éxito. Los galeses se han conjurado para demostrarse a sí mismos que son capaces de ganar a Inglaterra, con lo que sumarían su único triunfo en la presente edición y evitarían recibir la siempre desagradable ''cuchara de madera''. La victoria sobre Francia dio aires renovados al cuadro inglés, que de nuevo no podrá contar con Jonny Wilkinson por lesión. Por el mismo motivo tampoco estarán Andy Farrel, el capitán Phil Vickery y Nick Easter, baja esta última que permitirá el debut de James Haskell. Gareth Jenkins, el técnico galés, confía en que la vuelta a Cardiff (Gales ha jugado tres partidos seguidos fuera) sea determinante para sorprender a Inglaterra y que el apoyo del público motive aún más a sus jugadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.