Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COPA DE LA UEFA | FÚTBOL

Livorno - Espanyol, dieciseisavos a puerta cerrada

Los 'periquitos' llegan a Italia con las ausencias de Tamudo y De la Peña. Finalmente, Pandiani estará en el lugar del delantero blanquiazul

Livorno y Real CD Espanyol se medirán hoy en una extraña ida de dieciseisavos de la Copa de la UEFA, por varias razones: Por una parte en el conjunto blanquiazul, no estarán presentes las estrellas españolistas Iván de la Peña y Raúl Tamudo. Por otra, el encuentro se disputará finalmente a puerta cerrada, ya que el estadio Armando Picchi es uno de los que incumplen la normativa aprobada la semana pasada sobre seguridad en el Calcio, que afectan también a la competición europea.

Pese a las últimas intentonas por parte de los dirigentes y fuerzas políticas para que el partido se celebrara con asistencia, optando incluso por reducir el aforo a menos de 10.000 localidades, el partido se pitará sin seguidores tanto españoles como italianos. Pero el Espanyol vuelve a la Copa de la UEFA, avalado por el brillante triunfo logrado en la última jornada de Liga ante el Celta, con la ilusión de mantener su sensacional trayectoria en la competición europea y acceder a los octavos de final.

Los jugadores de Ernesto Valverde superaron la fase de grupos al vencer en los cuatro partidos y suman cinco victorias en seis encuentros de UEFA. La ausencia de Tamudo estará cubierta por Pandiani, mientras que la baja del cántabro en el centro del campo es mucho más difícil de cubrir. El peor resultado de los ''pericos'' fue el empate a tres en la ida de la ronda previa ante el Artmedia. A priori, el conjunto blanquiazul es favorito por el rendimiento ofrecido en Europa, por su inmaculada trayectoria y porque está en una situación bastante estable. Además, la UEFA es la competición en la que están depositadas todas las ilusiones de la presente campaña.

El Livorno llega con una derrota en Milán (2-1), pero habiendo dejado buenas sensaciones ya que se mereció el empate. Además, su capitán y gran estrella Cristiano Lucarelli, con un pasado sin pena ni gloria por el Valencia (1998-99), está en racha goleadora; y su equipo tira mucho de él para anotar. Máxime cuando tras el "mercado invernal" fueron traspasados el ivoriano Bakayo o y el lituano Danilevicius. Todo ello deja como principal baza al ídolo Lucarelli, aunque el equipo cuenta con la presencia del también exvalencianista Stefano Fiore, llegado en enero del Torino. El gran inconveniente que encontrará el Livorno en su primera participación en competición europea será la falta de público.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.