Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO

El Tour, la Vuelta y el Giro rompen relaciones con la Unión Ciclista Internacional

Cada prueba determinará la admisión de los ciclistas

Las empresas organizadoras del Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia serán las encargadas de imponer sus propias condiciones de admisión tras constatar el "rechazo" de la Unión Ciclista Internacional (UCI) "a volver a un modelo deportivo abierto". Los organizadores, con independencia de los criterios de clasificación, se reservan "el derecho a rechazar la participación de cualquier corredor o miembro del equipo cuya presencia pudiera perjudicar la imagen de la carrera", en alusión a posibles casos de dopaje.

La UCI ProTour, estructura del ciclismo profesional puesta en marcha por la UCI en 2005, era la encargada de seleccionar a los 20 equipos que tienen el derecho a participar en un circuito cerrado de carreras entre las que se encuentran las tres grandes vueltas por etapas y las mejores clásicas del calendario. Para estar en la lista, los equipos debían cumplir una serie de estrictas medidas, sobre todo en el orden financiero y ético. Según este código ético, todo corredor que resultase positivo en un control antidoping no podría firmar por un equipo “Pro Tour” durante los siguientes cuatro años. Los casos de doping no resuelto y las presuntas presiones de la de la UCI a los organizadores de las tres grandes vueltas para fijar desde los ciclistas que pueden participar hasta el calendario de las pruebas ha agotado la paciencia de las tres grandes que rompen relaciones con la UCI.

"No deseando ver sus pruebas inscritas en el sistema cerrado llamado UCI Pro Tour, RCS Sport, A.S.O., y UNIPUBLIC SAU, los organizadores de las Tres Grandes Vueltas (Giro, Tour y Vuelta), han tenido que definir las condiciones de participación, a partir de 2007, en sus principales pruebas”, indican en un comunicado. A partir de 2008", precisa el comunicado, "se clasificarán 16 equipos, en base a criterios en curso de elaboración, basados principalmente en los resultados deportivos obtenidos en los dos años anteriores: los resultados de 2006 y 2007 calificarán para las pruebas de 2008, los resultados de 2007 y 2008 para las pruebas de 2009 y así sucesivamente. El detalle de estos criterios será comunicado antes del 1 de marzo 2007, después de consultarlo previamente con los grupos deportivos y los corredores.

Para las carreras de 2007, los organizadores de las tres grandes Vueltas consideran como clasificados a los 18 grupos deportivos ya preparados para disputar sus pruebas: AG2R Prévoyance, Bouygues Telecom, Caisse d''Epargne-Illes Balears, Cofidis, Crédit Agricole, Davitamon-Lotto, Discovery Channel, Euskaltel-Euskadi, Française des Jeux, Gerolsteiner, Lampre-Fondital, Liquigas, Quickstep-Innergetic, Rabobank, Saunier Duval-Prodir, T Mobile, Team CSC y Team Milram.

"Los grupos deportivos clasificados para esas carreras", precisan, "no tendrán obligación de participar en ellas: su participación será a su libre decisión, indicando cada uno al organizador de esas carreras, a más tardar el 31 de diciembre del año anterior, si desea o no participar". El organizador de cada prueba podrá otorgar invitaciones para participar (wild card), que serán otorgadas lo más tarde 3 meses antes del comienzo de la carrera, y el número total de equipos que participarán en una gran Vuelta no podrá exceder de 20 a partir del 2008, 22 para el año de transición 2007.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.