Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NATACIÓN

David Meca une a nado la Península y Baleares

El nadador catalán cubre a nado el trayecto Alicante-Ibiza en 22 horas, ocho menos de las previstas

David Meca une a nado la Península y Baleares

El campeón del mundo en aguas abiertas, David Meca, alcanzó hoy poco antes de las 8:00 horas su objetivo de cubrir a nado la distancia entre la Península Ibérica y Baleares, después de 22 horas de travesía, al tocar el islote ibicenco de Ses Bledes. Pese a cumplir sus objetivos, el catalán continuó nadando hacia el puerto de San Antonio, donde culminó su desafío dos horas después, exhausto, con síntomas de congelación y un hombro lesionado.

Tal y como confirmaron fuentes del Ib-salut a Europa Press, Meca, al que hubo que trasladar en brazos hasta la ambulancia que lo llevó al Hospital de Can Misses, está siendo examinado en estos momentos, "aunque ya se ha sometido a una analítica completa, se le ha subido la temperatura con mantas calientes y se le ha suministrado suero", actuaciones tras la que las constantes vitales del atleta son correctas. En estos momentos el nadador ha sido trasladado a planta".

El plusmarquista nadó a tres millas por hora, a pesar de las náuseas y de las picaduras de medusa, que le causaron quemaduras en la cara durante todo el trayecto, según apuntó el gerente del Club Náutico de Sant Antoni. Meca llegó a puerto a nado, a pesar de que los médicos instaron al deportista a hacerlo en barco, ya que el reto se consideraba completo a su llegada a las Bledas, no en San Antonio.

Tiempo récord

Después de retos como el de cruzar el Estrecho de Gibraltar, el Canal de la Mancha, o la bahía de San Francisco desde Alcatraz, ir de Tenerife a Gran Canaria o el frío Lago Ness, Meca ha añadido a su carrera unir la Península y Baleares, convirtiéndose en el primero que supera esta dura prueba y además en tiempo récord. El nadador arrancó en la localidad alicantina de Jávea con el objetivo de llegar al municipio ibicenco de Sant Antonio, a una distancia aproximada de 110 kilómetros. Meca esperaba cubrir el trayecto en 30 horas, expectativa que ha rebajado con mucho.

El de Sabadell, que el próximo mes cumplirá 32 años, ha tenido que superar las bajas temperaturas del agua, especialmente durante toda una larga noche de 14 horas, para ser el primer hombre en nadar desde la Península hasta las Baleares. Al alcanzar el islote de Sen Bledes, sobre las 8 de la mañana, podría haber dado por finalizada la prueba, pero prosiguió su agotadora marcha en dirección a San Antonio, donde le esperaba un numeroso público para celebrar su logro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.