Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Real Madrid

Raúl no será operado y estará de baja entre tres y cuatro meses

Los doctores del Real Madrid han descartado de momento una posible intervención quirúrgica

Los médicos del Real Madrid han descartado el paso por el quirófano de Raúl González, tras ampliar las opiniones con expertos en patologías de rodilla, y el capitán inicio un proceso de recuperación sin cirugía con el que, dependiendo de su evolución diaria, puede recuperarse en un periodo de entre dos y cuatro meses.

Raúl compareció en la Ciudad Real Madrid acompañado de Alfonso del Corral, jefe de los servicios médicos del club, para desvelar el resultado de las últimas pruebas y admitir su alegría por evitar el quirófano.

"Estoy contento dentro de lo que cabe, con ganas de empezar a trabajar y esperar que la evolución vaya siendo buena. De momento, vamos a descartar la operación y a intentar que, con mucho trabajo, sacar esta lesión adelante", afirmó Raúl.

Del Corral informó sobre el proceso de recuperación que seguirá desde hoy Raúl. "Hemos analizado todas las posibilidades y circunstancias como la morfología de la rodilla de Raúl y los matices de su lesión".

"Sufre lesiones complejas, pero creemos que ninguna de ellas requiere intervención quirúrgica en este momento. No excluye que la pueda necesitar en un futuro, pero podemos intentar solucionarla sin que pase por el quirófano", desveló el doctor madridista.

"Es otra experiencia positiva más"

A pesar de que la lesión presenta una gravedad mayor de la que se le presuponía, el capitán madridista se ha mostrado optimista de cara a su recuperación:

"Estoy contento dentro de lo que cabe y con muchas ganas de empezar a trabajar y esperar que la evolución sea buena. De momento, descartamos la operación", comentó Raúl en rueda de prensa.

El madrileño cree que "con mucho trabajo" la lesión se puede curar adecuadamente. "A partir de mañana, empezaré a trabajar durante todo el día para estar cuanto antes, pero lo importante es que haya una evolución favorable e ir poco a poco", comentó el '7' madridista, que tiene la esperanza de que "en dos semanas baje la inflamación y pueda volver a sentir la rodilla como antes".

El delantero habló del momento de la lesión. "Fui a golpear con fuerza con el empeine y justo entonces noto que el balón se mueve y le pegó con la parte externa del pie y con toda la fuerza. Noté un 'crack' y me asusté muchísimo, pero vi que había estabilidad, aunque me dolía al girar y no podía seguir", declaró.

Pese a la posible gravedad de la lesión, Raúl reconoció estar "bien". "Hay que vivir de todo y esto va a ser una experiencia positiva más. He sido padre otra vez y ahora podré dar más biberones y estar más tiempo con mis hijos. Estoy convencido de que en 3 ó 4 meses estaré dando guerra y volviendo a disfrutar de esto", subrayó.

"Llegué a pensar que podría perderme el Mundial"

"En algún momento he pensado que podía perderme el Mundial porque creía que podía ser para largo. Todavía no está descartado que no vaya, pero esa posibilidad ahora es mínima y creo que estaré jugando a corto plazo. Ahora mismo me veo ganando títulos a finales de temporada, jugando e intentando llegar a Alemania, pero no quiero marcarme plazos, sino recuperarme bien", añadió.

Por ello, Raúl apuntó que no había "periodos" e insistió en ir "poco a poco" porque si no tenía "estabilidad" y tenía que operarse le daba "lo mismo estar en julio o agosto". "Hay que ir paso a paso y en 3 ó 4 meses puedo estar con fuerza para jugar muchos años y sin problemas", resaltó el atacante, que dio las gracias por todas las muestras de preocupación.

Sobre los consejos recibidos, el '7' indicó que le habían dicho que estuviese "tranquilo" y que en un principio estaba afectado porque veía "complicado estar sin jugar al fútbol ocho meses".

De todos modos, Raúl no abandonará sus funciones de capitán. "Intentaré estar siempre con los compañeros, sobre todo en estos momentos que son duros y que hay que estar con el vestuario. Hoy he estado con ellos, hablando y dando ánimos y estoy seguro que el equipo va a dar la cara. Es una situación complicada, pero todo están esforzándose para sacar esto adelante", afirmó Raúl, que dijo que aún no había hablado con Luis Aragonés, pero que esperaba hacerlo "lo antes posible".

Del Corral, "realista"

Por su parte, el jefe de los servicios médicos del Real Madrid, Alfonso del Corral, explicó el alcance de las "complejas" lesiones de Raúl. "Ninguna de ellas requiere una intervención, pero no la excluye en un futuro, ahora sin intervención hay que intentarlo", señaló.

"Tenemos la esperanza de que la rodilla puede salvarse sin cirugía por las lesiones del menisco y por el ligamento cruzado anterior. Nos apoyamos en la morfología y el carácter de Raúl y confiamos en que su rodilla se pueda recuperar sin cirugía", recalcó.

Respecto a las opciones que baraja el cuerpo médico, Del Corral señaló: "Hay dos aspectos: la propia agresión de la rodilla, y luego una artroscopia, que podía ser de dos meses. Dos meses o dentro de un mes si hacemos esto, entonces tres meses".

Por eso el jefe de los servicios médicos declara que no es "ni optimista, ni pesimista, sino realista". "No hay ninguna ciencia exacta, vamos trabajando e iremos viendo la rodilla con la esperaza de su perfecta recuperación", concluyó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.