Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

El Atlético vence con comodidad al Lorca (1-3)

Buen partido del Atlético aunque falto de ocasiones en la primera mitad. El Lorca nunca fue rival para los de Ferrando, bien asentados durante todo el partido y sin complicaciones en defensa. En definitiva, el partido ha servido de prueba para ver el potencial del equipo. Gronkjaer estuvo sensacional y Braulio mostró muchas ganas en ataque. Además, el partido sirvió para que Santi Denia disputara sus últimos minutos como rojiblanco una vez conocida su marcha al Albacete esta semana. Por lo demás, sensación pobre del Lorca y eliminatoria sentenciada a favor del Atlético.

Poca intensidad le ha puesto el Atlético de Madrid para tratar de doblegar al Lorca. Los de Ferrando tuvieron el balón durante toda la primera mitad, aunque sin ocasiones. El primer acercamiento reseñable tuvo lugar en el minuto 31, cuando un barullo en el área murciana terminaba con un disparo de Colsa que repelió la defensa local con muchos apuros. Y cuando el descanso esperaba a la vuelta de la esquina, Antonio López sorprendió a Toni Bernal con un lanzamiento de falta que acabó en la misma escuadra. Imparable. Ahora sólo queda esperar a que el Lorca trate de empatar el partido para que el Francisco Artés no se duerma. Emoción habrá con total seguridad.

La segunda parte no varió y el Atlético continuó con su abrumador dominio sobre el Lorca. Esta vez, las ocasiones sí que llegaron con frecuencia. Salva, Colsa y Gronkjaer se quedaron cerca de sentenciar el partido, pero Toni Bernal, el mejor de su equipo, logró detenter todas las tentativas rojiblancas. Sin embargo, el partido iba a cobrar emoción en un contraataque del Lorca. Alexandre recogió el balón al borde del área y se recorrió todo el campo para enganchar un tremendo disparo desde fuera del área que sorprendió a Leo Franco y puso las tablas en el marcador.

El Atlético no quería complicaciones y en pocos minutos volvió a ponerse por delante. Gronkjaer, muy activo en la segunda mitad, tuvo dos ocasiones claras que desvió Bernal, pero Pablo Ibañez sí que estuvo acertado para cabecear a gol un córner y poner por delante a los de Ferrando. En el 86, una gran jugada individual de Gronkjaer la aprovechaba Braulio para sentenciar un partido que tuvo color rojiblanco desde el primer minuto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.