Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | La jornada de Liga

Triste empate del Barça ante Osasuna

El Barcelona, sin pegada, iguala el gol inicial de los navarros gracias a un golpe de suerte

El nuevo Barcelona de Rijkaard sigue sumando puntos pese a que no termina de ofrecer lo que promete. Ante Osasuna, ha conseguido un triste empate en el Camp Nou, aunque nunca ha tenido la sensación de poder que debería marcarse nítidamente entre ambos conjuntos. Ni el concurso de Ronaldinho ni las apariciones de Quaresma o Van Bronckhorst han puesto más chispa en el conjunto blaugrana, mientras que Osasuna se confirma como uno de los rivales más incómodos del inicio del campeonato.

Ya le amargó la vida Osasuna al Atlético la semana pasada, ya dispuso del liderato en la primera jornada, y hoy ha marchado por delante del Barcelona en el tramo que parecía decisivo del encuentro. Cruchaga ha rematado el 0-1 a los 10 minutos de la segunda mitad, tras aguantar los rojillos sin dificultades en la primera los embates del Barça.

Los de Rijkaard, que no habían ofrecido gran cosa en la primera mitad, se veían con el marcador en contra con tiempo para enmendarlo, pero con la sensación de que tampoco había demasiados argumentos para ello. Sin embargo, la suerte se ha aliado con el Barça y un centro de Quaresma que ha pifiado Sanzol ha caído en los pies del mediático blaugrana, Ronaldinho. Cierto es que la ayuda de Izquierdo ha sido fundamental, ya que el disparo iba fuera, pero se apunta un tanto el crack y se recogen justificaciones para su fichaje, más allá de sus filigranas.

Ha sido entonces, espoleado por el empate, cuando el Barcelona ha vivido sus mejores minutos, aunque también cuando ha reaparecido la preocupación del nueve. Kluivert, pese a prometer no se sabe cuántos goles, no lo es. Ronaldinho, pese al gol, tampoco; y Saviola no se ajusta del todo al perfil del rematador. Y menos cuando la asistencia por las bandas es escasa. Por el centro se ha empeñado una y otra vez el Barcelona, y sólo Quaresma ha tenido peso en su banda. Insuficiente, en todo caso.

Osasuna, tras el empate, ha dejado hacer, se ha conformado, viendo que el Barça tampoco era para tanto. Sólo se ha permitido un par de contragolpes, pero el empate le iba bien.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.