Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | La jornada de Liga

El Mallorca resucita la Liga con una goleada al Real Madrid (1-5)

El Mallorca ha vuelto a dar vida a la Liga y lo ha hecho de una manera sorprendente y contundente al golear con una manita (1-5) al líder en su estadio. El Real Madrid fue una caricatura de si mismo casi todo el partido, recreándose con un fútbol-control estéril ante un rival que dio toda una lección en la segunda mitad.

MÁS INFORMACIÓN

Nadie podía imaginarse un desarrollo final viendo el principio del encuentro. El Real Madrid salió mandón, bien comandado por un inspirado Zidane, y el peligro empezó a rondar las inmediaciones de Leo Franco, algo que muy pronto se transformó en el primer gol. Un buen pase de McManaman al corazón del área, y aprovechando el mal achique de la defensa visitante, fue recogido por Ronaldo, que hizo su decimosexto gol liguero con pasmosa facilidad.

Poco a poco, y pese a no perder el control del balón (la inclusión de Guti y McManaman a dado mucha mayor claridad al Real Madrid en la salida), el once madridista dejó de estar en las cercanías del área rival, sobre todo por la repentina ausencia de Ronaldo tras 15 minutos primorosos, mientras que el Mallorca no perdía el ánimo y buscaba pacientemente su oportunidad.

Siete minutos aciagos

Nada más comenzar la segunda mitad, en siete horribles minutos, el Mallorca le dio la vuelta al marcador. Primero, un tremendo error al querer sacar la pelota desde atrás terminó con un robo de balón. Novo metió un buen centro, y aunque Hierro se anticipó a Etoo, Pandiani rompió el rechace en las redes de Casillas. Zidane y, sobre todo, Ronaldo pudieron poner el 2-1, pero fue un magistral contragolpe mallorquín el que revolucionó el choque. Etoo aguantó muy bien y su pase medido y en el momento justo lo culminó con clase el sub-21 Riera.

Además, el conjunto madridista quedó a merced de la peligrosa y rapidísima 'contra' balear bien llevada por su delantero camerunés, siempre genio y figura, y que decidió ser nuevamente lo segundo. Primero avisó y luego culminó dejando sentando a Roberto Carlos y batiendo por bajo a Casillas entre los aplausos del Santiago Bernabéu.

Un cariacontecido Vicente Del Bosque decidió introducir en el campo a Morientes en lugar de Guti queriendo aprovechar la racha del de Sonseca, y a Portillo, buscando su eficacia. No pudo ser, Roberto Carlos, en una tarde aciaga, ayudó a los visitantes y culminó en el descuento una vergonzosa 'manita'. En resumen, el Mallorca se convierte en un nuevo aspirante a la Copa de la UEFA y da vida nuevamente a la Liga, mientras que el Real Madrid deberá lavar su ensuciada imagen el martes ante la Juventus.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.