Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Histórica victoria del Deportivo ante el Bayern en el Olímpico de Múnich (2-3)

Primer triunfo de un conjunto español en el estadio bávaro.- Makaay, autor de los tres tantos del conjunto de Irureta

El Deportivo ha hecho historia al conseguir la primera victoria de un equipo español en el Olímpico de Múnich. Con tres goles del holandés Makaay y una gran actuación de Valerón el conjunto gallego ha vencido 2-3 en un gran partido que le sitúa como candidato al título europeo.

El Bayern salió impetuoso pero el conjunto de Irureta mostraba que no se iba a asustar fácilmente. Los alemanes arriesgaban más de lo necesario, buscando el fuera de juego. Pero eso contra un equipo con jugadores como Valerón es peligroso. En el minuto 13 el jugador canario vio el desmarque de Makaay y le envió un gran pase que dejó solo al holandés ante Kahn. Makaay no perdonó y adelantó a su equipo en el marcador.

El conjunto gallego pasó a tocar el balón y a tener dos oportunidades, una de Makkay y otra de Sergio. Los alemanes buscaron su recurso favorito, el balón por alto al área en busca de un cabezazo. La otra opción eran los disparos lejanos, pero ambos opciones fueron ineficaces ante una defensa ordenada.

Minutos antes de acabar la primera parte un pase largo fue recogido por Víctor que vio a Makaay desmarcado. El pase de la muerte fue aprovechado por el holandés, quien batió a un sorprendido Kahn. Mientras los aficionados gallegos lo festejaban en la grada, los alemanes despidieron a su equipo con una fuerte pitada.

Todo ese trabajo, excelente, del Deportivo en la primera parte, se vino abajo en unos pocos fatales minutos. Salihamidzic fue el encargado de cambiar el partido, primero con un gol en el minuto 54, y después con sus provocaciones y agresividad. El partido se puso aún más feo con el empate de Elber, en el minuto 64. Quedaban veinte minutos para el final y al Depor le entró el miedo.

Cambios en el Depor

Irureta quiso cambiar el rumbo del encuentro sacando del campo a Fran y Víctor, con los alemanes lanzados, presionando en el centro del campo para arrebatar una y otra vez el balón a los gallegos, muy metidos atrás.

Sin embargo, el equipo de Irureta volvió a hacerse con la pelota, a tocar mientras los alemanes seguían con su defensa muy adelantada. Valerón, otra vez, vio donde estaba el hueco y le puso otro gran balón a Makaay, quien se quedó ante Kahn para batirle de nuevo.

Los últimos minutos fueron de infarto, con un cabezazo de Ballack al larguero seguido de un remate de Capdevila junto al poste. Ocasiones en ambas porterías y el Depor metido atrás para, al final, respirar tranquilos y disfrutar de una victoria que coloca a los gallegos como candidatos al título europeo.