Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | FINAL DE LA COPA DE LA UEFA

El Feyenoord se proclama campeón tras ganar al Borussia Dortmund por 3-2

El equipo holandés gana el título en su estadio y priva a los alemanes del doblete

El Feyenoord de Rotterdam se ha proclamado campeón de la Copa de la UEFA tras derrotar por 3-2 al Borussia Dortmund en la final que se ha disputado esta noche en su estadio, el De Kuip de Rotterdam. Los alemanes se quedan sin el doblete cuatro días después de ganar la Liga alemana.

El partido ha estado rodeado de especiales medidas de seguridad debido al asesinato el lunes de Pim Fortuyn, el líder de la ultraderecha holandesa, cuyo partido gobierna la ciudad porteña. El crimen llegó a poner en peligro la celebración de la final, si bien al final no se alteró el programa previsto. Antes del comienzo se ha guardado un minuto de silencio.

Dos goles de Pierre Van Hooijdonk han sido determinantes para que el Feyenoord conquistara el título. El Borussia Dortmund ha jugado dos tercios del partido con diez hombres por la expulsión de Jürgen Kohler en su último compromiso oficial.

El partido se inició con mucho nerviosismo por parte de ambos equipos y muchas equivocaciones en un comienzo con una ligera superioridad del Feyenoord.

La primera llegada clara fue para el Borussia, en una acción del checo Thomas Rosicky en el minuto 15. Los esfuerzos ofensivos del Dortmund se vieron truncados en el minuto 33 cuando un mal pase de Lars Ricken obligó a Jürgen Kohler a derribar a Tomasson dentro del área, lo que le costó no sólo el penalti, convertido por Van Hoijdonk, sino la tarjeta roja en el día de su despedida.

La inferioridad numérica y el segundo gol holandés, que llegó en el minuto 40 mediante un excelente libre directo de Van Hooijdonk, hicieron pensar que la final ya estaba resuelta.

Sin embargo, el Dortmund reaccionó y en la primera acción de la segunda parte logró provocar un penalti que anotó Marcio Amoroso. El tercer gol del Feyenoord, marcado por Tomasson en el minuto 50, tras una ingenuidad de la zaga del Dortmund, tampoco sentenció el compromiso.

El Dortmund siguió apretando y marcó otra vez con un golazo del checo Jan Koller en el minuto 58, con lo que el partido volvió a quedar disputado, con un Borussia que presionaba y el Feyenoord al contragolpe. El desgaste físico del Dortmund se notó en los minutos finales, cuando la presión bajó un poco.

El Feyenoord recupera con este triunfo el prestigio internacional, ya que no conseguía un título europeo desde 1974, cuando alzó la Copa de la UEFA. Su palmarés incluye, además, una Copa de Europa y una Intercontinental (1970). Además, el fútbol holandés se resarce así de la ausencia de su país del Mundial de Corea y Japón.