Músicos y políticos apoyan a Zahara tras la retirada del cartel de su concierto en Toledo por presiones de grupos religiosos y políticos

Vox ha pedido la cancelación del evento al considerar que la artista ofende de manera extrema a la Virgen al aparecer vestida como ella en su último disco, ‘Puta’. “La única respuesta que voy a dar a eso que ha sucedido lo voy hacer en este escenario y lo voy a hacer cantando”, ha dicho Zahara

Cartel promocional del concierto de Zahara en Toledo.
Cartel promocional del concierto de Zahara en Toledo.TWITTER ZAHARA (Europa Press)

El Ayuntamiento de Toledo, gobernado por la socialista Milagros Tolón, ha asegurado este jueves que ha sido el promotor del espectáculo “quien tomó la determinación por motu proprio” de sustituir el cartel de promoción del concierto que Zahara ofrecerá en la ciudad el próximo 3 de septiembre. Lo hizo después de que desde este miércoles se apuntara que la imagen, en la que se veía a la artista vestida de la Virgen con el nombre de su último disco, Puta, había sido censurada por parte del consistorio a petición de Vox.

La portavoz del Gobierno local, Noelia de la Cruz, ha indicado que tras la presentación el pasado martes del festival Toledo Alive, en el que se inscribe el concierto de Zahara, tanto el Ayuntamiento como el promotor recibieron “quejas” sobre esta imagen promocional y que fue este último quien tomó la decisión de cambiar el cartel asesorado por su equipo de comunicación. Según aseveró, cuando se tomó esa decisión “todavía no había salido ningún grupo político haciendo declaraciones sobre este asunto”.

La cantante, Zahara, con la misma banda que llevaba en el cartel del concierto. En vídeo, declaraciones la artista durante un espectáculo en Valencia. SHARON LÓPEZ / EUROPA PRESS

El miércoles, tras conocerse la noticia que el Ayuntamiento califica de “confusa” por la cronología de los hechos, numerosos músicos como Amaral, Vetusta Morla o Lola Índigo; políticos como Eduardo Madina, Mónica García y Pablo Echenique y otras personalidades han mostrado su apoyo a Zahara compartiendo la imagen censurada a través de las redes sociales. La artista se limitó a responder ante la polémica la noche del miércoles en un concierto en Valencia: “La única respuesta que voy a dar a eso que ha sucedido lo voy hacer en este escenario y lo voy a hacer cantando”.

Más información

Twitter y otras redes sociales como Instagram replicaron este miércoles (la campaña de apoyo sigue este jueves) la imagen que el consistorio ha censurado. La actriz Ana Milán reclamó “más cultura y menos ofensa”; Eduardo Madina, exdiputado del PSOE, mostró su rechazó con un mensaje en el que denunció que “la censura en el arte es impropia de una democracia”; Mónica García, líder de Más Madrid en la Comunidad reivindicó escuchar la música de Zahara; mientras que la artista Lola Índigo compartió un enlace para adquirir las entradas de la gira de su compañera. El apoyo fue tal, que el nombre de la cantante fue en varias ocasiones trending topic (uno de los temas más comentados) en Twitter.

El afiche ha desaparecido de la web oficial del festival, pero cualquier lugar privado como un bar o una tienda puede colgar el cartel que está disponible en internet para que cualquier persona lo pueda descargar e imprimir.

Vox ha solicitado la cancelación del concierto argumentando que es una “ofensa extrema” a la Virgen y un ataque a la libertad religiosa, aunque el Ayuntamiento de Toledo ha informado que ni Vox ni ningún otro partido político ha trasladado “ninguna queja por escrito”. La alcaldesa de Toledo se ha pronunciado en Twitter asegurando que su Gobierno “defiende la tolerancia, el respeto y la libertad de expresión como seña de identidad y esencia de una ciudad libre y hospitalaria” y que no cederán “ante quienes coartan libertades”.

La Fundación Internacional de Derechos Humanos ha señalado en su perfil de Twitter que “urge derogar el tipo penal de la ‘ofensa a los sentimientos religiosos’ y ya existe la prohibición del discurso de odio discriminatorio” y que “censurar el Arte supone un retroceso peligrosamente inconstitucional”.


En un encuentro que Zahara mantuvo el pasado mes de junio con lectores de EL PAÍS comentaba la presencia de la religión en Puta, que aborda el acoso y los abusos que sufrió en su juventud: “Le rezaba a Dios cada noche pidiéndole que dejaran de pasarme estas cosas y cuando volvía al cole, me volvían a pasar, yo pensaba que o Dios no me estaba haciendo caso, o que era culpa mía, porque yo decía cada noche: ‘Por mi culpa, por mi culpa por mi gran culpa’; es complicado para la mente de una niña”.

La cantante confesó entonces que la religión se convirtió en protagonista de su disco de manera sorpresiva para ella, pues no había reflexionado antes sobre ello. También indicó que era consciente de que esa relación era particular y debía trabajarla. Zahara ha titulado Puta su disco y su gira porque es uno de los insultos que más ha escuchado, como una manera de apropiarse de la palabra y cambiar su significado.

Sobre la firma

Redactora en EL PAÍS desde 2015. Escribe sobre temas de corporativo, cultura y sociedad. Ha trabajado para Faro de Vigo y la editorial Lonely Planet, entre otros. Es licenciada en Filología Hispánica y máster en Periodismo por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción