Castellón: la aldea gala del arte contemporáneo

La feria MARTE, que abre hasta el 8 de noviembre, es la única cita de su género que resiste este año dentro del circuito artístico nacional e internacional

La feria Marte de Castellón.
La feria Marte de Castellón.EL país

“La virtualidad es un aspecto a implementar en el mercado artístico, pero lo cierto es que, a día de hoy, la presencialidad resulta fundamental. Nuestra obligación con galerías, artistas y ciudadanía era intentarlo hasta el final”. Y así ha sido. Quien habla es Joan Feliu, director de MARTE, la Feria de Arte Contemporáneo de Castellón, cuya séptima edición echa a rodar hasta el próximo domingo, 8 de noviembre, en el Auditorio de la capital de la Plana. Lo hace en formato físico, convirtiéndose en la única feria de este tipo en España que se mantiene sin cambios –a excepción de los ajustes de aforo y sanitarios requeridos- en el marco de la actual pandemia. También en la única cita con la vanguardia artística que resiste en la escena internacional este año. Este mes iba a celebrarse Estampa en Ifema Madrid y se ha pospuesto a marzo 2021. Artissima de Turín, Basel Miami y Art París se han cancelado. Como Art Brussels, ARCO Lisboa, FIAC, Frieze…

MARTE transforma estos días a Castellón en una especie de aldea gala del arte contemporáneo. Con el blindaje de seguridad que exigen las circunstancias, eso sí, pero con la expectativa de ser un balón de oxígeno para un sector “que ya era tremendamente frágil” y para el que la situación derivada de la Covid-19 “está traduciendo en una aniquilación absoluta”. “La creatividad se mantiene fuerte, pero no da de comer. Con estos mimbres, el artista español está sufriendo duramente las consecuencias de la pandemia y, por ello, es más necesario que nunca recordar que la cultura es fundamental para el mantenimiento de una sociedad más cohesionada”, incide Feliu.

La Asociación para el Desarrollo de la Propiedad Intelectual, Adepi, señaló al principio de la pandemia que el confinamiento supondría alrededor de 960 millones de pérdidas directas e indirectas para un sector que representa el 3,5% del PIB en España. “Ahora sabemos que se quedaron cortos”, lamenta el director de MARTE.

Aún con todo, la feria mantiene intacto su compromiso de afianzarse como una de las mejores plataformas para iniciarse en el coleccionismo, acercando a todos los públicos la escena artística contemporánea con propuestas para todos los bolsillos –la horquilla de precios oscila entre los 100 y los 3.000 euros-, e inicia despegue con buenas expectativas en volumen de negocio. “Es muy positivo para los artistas y las galerías. No somos una feria con grandes niveles de venta, pero sí trabajamos para garantizar unas ventas mínimas, y en eso no habrá problemas”, añade. Tampoco tiran la toalla en lo que al respaldo del público se refiere. “Evidentemente se va a ver reducida drásticamente la presencia de público de fuera de Castellón y eso nos entristece, porque la labor de difusión y el posibilitar el acceso a una cultura de calidad era y es una de nuestras razones de ser. Es difícil hacer pronósticos porque hay mucho temor en la población, pero creemos que 5.000 visitantes sería una buena cifra".

Una visitantes contempla una de las obras expuestas en MARTE.
Una visitantes contempla una de las obras expuestas en MARTE.MARTE

El reclamo para aterrizar este año en el universo de MARTE empieza por su accesibilidad (será por primera vez gratuita y sólo se requerirá inscripción previa para el control de aforo) y gira sobre varios satélites, como las 14 galerías nacionales que exponen este año dentro de la sección MARTE Curated. La selección realizada por el director artístico, Nacho Tomás, presenta a Alejandro Calderón de Espacio Nuca (Salamanca), Carolina Valls de Galería Shiras (Valencia), Breza Cecchini de Espacio Líquido (Gijón), Carlos Cartaxo de Pep Llabrés Art Contemporani (Palma de Mallorca), Elisa Terroba de La Gran (Madrid), Javier Aquilué de La Carbonería Espacio de Arte (Huesca), José Antonio Vallejo de DDR Art Gallery (Madrid), Julio Sarramian de Herrero de Tejada (Madrid), Kati Riquelme de Piramidón Centre d’Art Contemporani (Barcelona), Luis M. Rico de Córner Gallery (Madrid), María Acuyó de Naranjas con Arte (Vila-real), Miguel Scheroff de Renace Contemporary Art (Baeza), Xesco Mercé de Espai Nivi Coll Blanc (Castelló) y Victoria Iranzo de Galería Punto (Valencia). El creador de Jaén Santiago Ydáñez, considerado como uno de los pintores de su generación con más proyección internacional, será el artista invitado de MARTE 2020.

Como novedad, la feria pone en marcha un proyecto en torno a la cerámica contemporánea en un gesto de complicidad con la tradición ceramista de Castellón, y que se plasma en Espacio Cerámico, que mostrará algunas de las recientes creaciones de los artistas Carlos Martínez, Victoria Maldonado, Paloma de la Cruz, Noemí Iglesias Barrios y Ana Rod. Se podrá disfrutar también de una selección de la colección Bitossi, con piezas de Ettore Sottsas, Matteo Thun, Karim Rashid, Arik Levy y Bethan Laura Wood.

De la mano de MARTE Social, la feria presenta ‘Pixelata’, una pieza de Recycled Art, comisariada por Muskilda Villanueva y creada por photoAlquimia para su posterior cesión a la ciudad de Castellón. Para elaborar esta pieza de gran formato se han reutilizado 3.000 latas, las mismas que se consumen en España cada 10 segundos.

Con todas las cartas sobre la mesa y el potencial artístico en plena ebullición, de MARTE 2020 exhala un último deseo, a través de la respuesta de su director, Joan Feliu, a la pregunta de cómo querría que se recordara esta edición. “Esperamos que por nuestro compromiso con ofrecer acceso a una cultura de calidad a la ciudadanía, a pesar de todo. Seremos la única feria post pandemia de 2020. Somos la resistencia”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS