Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS i

Televisión musical didáctica y sin prisas

Movistar + estrena ‘Jon & Joe. In the name of Jesus’, un reportaje sobre la música cristiana en el corazón bíblico de Estados Unidos

Jon Sistiaga, a la izquierda, y Joe Pérez-Orive, en una imagen promocional del programa 'Jon & Joe'.
Jon Sistiaga, a la izquierda, y Joe Pérez-Orive, en una imagen promocional del programa 'Jon & Joe'.

Tal y como está el patio, es siempre recomendable y plausible la televisión que cuenta historias. El entretenimiento se ha terminado imponiendo en la parrilla televisiva como un axioma inamovible, mandamiento que no tiene nada de malo si no fuera porque para conseguirlo se suelen dejar por el camino todas las virtudes que pueden acompañar a una historia entretenida. Esto es, el interés informativo o cultural, la labor educativa e incluso la ética. La televisión musical vive un renacimiento, gracias a las distintas apuestas de las cadenas pública y privada en los últimos años, y esto permite que haya propuestas más atrevidas en el contenido y ambiciosas en lo estilístico, que conviene destacar por distinguirse del resto. Jon & Joe es una de ellas.

Jon & Joe, conducido por el periodista Jon Sistiaga y el promotor y presentador Joe Pérez-Orive (miembro también del jurado de Operación Triunfo), es una road movie musical y este 24 de diciembre Movistar ha estrenado un capítulo dedicado a la música religiosa. De esta forma, Jon & Joe. In the name of Jesus viene a ser el episodio siguiente al Jon & Joe. In the name of Satan, emitido en las navidades pasadas y en el que los reporteros viajaron a Noruega para indagar en las raíces del black metal, que nació a mediados de los años ochenta y en el que, a través de guitarras agresivas y ritmos tenebrosos, tocaban temáticas como el satanismo o el paganismo. Ahora, ambos viajan al cinturón bíblico de Estados Unidos (conocido como el Bible Belt), empezando por Kansas City, siguiendo por Arkansas hasta terminar en Nashville, meca de la música country y sede de la gran industria de la música cristiana.

Más allá del entretenimiento, este programa es, por encima de todo, un espacio musical didáctico, que busca agradar al espectador con incursiones musicales, toques humorísticos y un cuidado ritmo del relato, pero aún más enseñar algo. En este caso, se muestra el particular universo de la música cristiana, un género que en Norteamérica tiene más oyentes que el blues o el jazz. Para ello, los reporteros se entrevistan, entre otros, con Michael W. Smith, la mayor estrella de la música cristiana; Jackie Patillo, presidenta de la Gospel Music Association; y Joseph Rojas, líder del grupo de metal cristiano Seventh Day Slumber. Pero sus responsables también se esfuerzan por explicar cómo la religión atraviesa el pop estadounidense. Bob Dylan, Beach Boys, Jeff Buckley, Lynyrd Skynyrd… son algunos de los músicos citados. Siguiendo los pasos de todos ellos, se puede llegar hasta nuestros días y entender cómo hasta estrellas del hip hop como Kanye West, no citado en el documental, tienen la necesidad de sacar en 2019 su propio álbum religioso. En este sentido, destaca el encuentro en el reportaje con Jeff Tweedy, líder del grupo Wilco, quien reconoce que se ha convertido al judaísmo y habla del poder de “conexión” de la música, haciéndose esencial en los aspectos religiosos de las personas de su país.

En Jon & Joe, conviene destacar la colaboración de La Caña Brothers, que otorga un sello propio al tratamiento de la imagen y la producción del contenido musical y narrativo. Bajo su interesante propósito de road movie, el espectador se sumerge en casi una hora de música y crónica social, con un agradecido guiño final a Johnny Cash, padre del country moderno y un ser profundamente religioso. Un viaje al corazón cristiano de Estados Unidos, en el que uno se pregunta, a medida que suenan canciones, cómo el país que nos ha regalado al mundo una música tan determinante para liberar mentes y romper moralidades es el mismo tan fervorosamente paranoico con la religión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información