Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FOTOGRAFÍA

Photo London: firme apuesta por el pasado, presente y futuro de la fotografía

La feria celebra su quinta edición consolidando su impacto y subrayando el papel de las mujeres

Ballerina in sink ( Bailarina en el lavabo), Londres, 2004 Ver fotogalería
Ballerina in sink ( Bailarina en el lavabo), Londres, 2004

Londres se convierte esta semana en el centro de la comunidad fotográfica internacional con la celebración de Photo London. En su quinta edición, la feria se robustece como un acontecimiento ineludible dentro de la agenda cultural de la capital británica e incentiva interesantes eventos paralelos a su alrededor.

A pesar de la dañina incertidumbre que provoca el Brexit, el mercado de la fotografía ha permanecido sólido, hasta la fecha, en la capital británica, ayudado en parte por los buenos resultados alcanzados recientemente en las casas de subastas londinenses. Son cerca de cien las galerías presentes este año en la feria. “Solamente una ha citado dicha incertidumbre como motivo para no venir. Contamos con más galerías europeas que en el pasado”, destaca Michael Benson, director y cofundador de Photo London junto con Fariba Farshad. “Un Brexit sin acuerdo sería terriblemente problemático para todos, no solo para el mercado de la fotografía. Es por lo cual esta idea tan disparatada está sufriendo la muerte lenta y poco digna que merece”.

New York, 19 Mayo, 2017
New York, 19 Mayo, 2017

Galerías procedentes de 21 países presentan la obra de más de 400 artistas en los distintos espacios del Somerset House. A ellos se accede a través de los pasillos y las viejas escaleras de este grandioso edificio neoclásico situado a orillas del Támesis y en pleno centro de la ciudad, lo que confiere un carácter singular a la feria. Solamente el pabellón central situado en el patio del edificio queda estructurado bajo una distribución más típica de feria. Sus laterales están ocupados por tres instalaciones que, bajo el tema Mujeres en la fotografía, han sido designadas por la organización a tres fotógrafas muy dispares: Susan Meiselas, Mary McCartney y Rachel Louise Brown.

Casi la mitad de las galerías presentes están en manos de mujeres. En su conjunto, las fotógrafas representan un 40% del total de los artistas participantes; una cifra significativamente superior a la que señala el último informe del Mercado Global del Arte de Art Basel y UBS, que sitúa en un 27% el índice de participación total de mujeres en las ferias de arte. “Aunque nuestras cifras muestran una pauta muy alentadora, no pueden enmascarar el hecho de que la fotografía sigue siendo una profesión dominada por el hombre”, destaca Fariba Farshad.

Acheronta Movebo, 2016
Acheronta Movebo, 2016

La veterana Susan Meiselas, que este jueves ha ganado el prestigioso premio de la Deutsche Börse, ocupa el frontal del pabellón central con una muestra de su trabajo más reciente, A Room of their own, donde se adentra en la vida de varias mujeres víctimas de violencia doméstica acogidas en refugios. “Cada habitación, cada vida, es única”, destaca Meiselas. “La imagen de un espacio es un documento y también un tipo de reflejo. La mujer está ausente, al tiempo que presente”. Bajo el título Simulations, Rachel Louise Brown nos ofrece una inquietante incursión a los hiperrealistas escenarios creados como lugares de entretenimiento en West Palm Beach, Florida. En paralelo, Mary McCartney presenta la serie que consolidó su nombre como fotógrafa, Off Pointe. En ella documentó los momentos más íntimos de los bailarines del Royal Ballet, en sus domicilios y camerinos, previos a uno de sus espectáculos en The Royal Opera House. El despliegue de la obra a un tamaño de gran formato “permite al espectador adentrarse de lleno en la imagen y percibir más detalles. Se convierte en un paisaje donde pasear”, destacó la autora durante la presentación a la prensa. La obra de su madre, Linda McCartney, llega por primera vez a la feria en un rico diálogo con la de André Kertesz, de la mano del galerista James Hyman.

Una formidable selección de la obra de Vivian Maier ocupa un lugar predominante dentro del Public Programme, presentada por la galería de Howard Greenberg. Los derechos de autor de la misteriosa nanny, que murió sin designar herederos, quedaron en un limbo durante más de dos años y tras diversas pugnas legales su obra llega por primera vez a la capital británica. “El ansia que despierta su obra es enorme, la mayor que yo haya podido experimentar hasta ahora, fundamentalmente por parte de gente que no está interesada en la fotografía”, declara el reputado galerista a The Art Newspaper. “Su historia es tan fascinante que todo tipo de personas ansía su obra”.

Noordertocht - ophanden, 2018
Noordertocht - ophanden, 2018
Sín Título, 1950
Sín Título, 1950

La galería barcelonesa Rocío Santacruz rescata del olvido la obra de Palmira Puig-Giró. Reivindica su figura como fotógrafa, miembro de la escuela paulista brasileña, por mérito propio e independiente de su trabajo en colaboración con su pareja Marcel Giró, de quien también se expone obra. La pareja vivió en Brasil, donde Giró figuró como destacado miembro del Foto Cine Clube Bandeirante junto con German Lorca, cuyos paisajes urbanos también pueden verse. A la galería se suma la obra del gallego Nicolás Combarrro.

Son tres las galerías españolas presentes. “Los artistas españoles despiertan mucha curiosidad en la feria”, señala la galerista Pilar Serra que expone, la obra de Joan Fontcuberta (el fotógrafo sedujo al público londinense en 2014 con una exposición individual celebrada en The Science Museum). Le acompañan el más lírica Linarejos Moreno y el fotógrafo portugués residente en Reino Unido Edgar Martins. “Photo London es una feria joven, pero se está consolidando paso a paso en su ambición por situarse a la altura de Paris Photo. Es muy difícil pasar el filtro de selección. El hecho de que los artistas españoles, a veces, no son demasiado conocidos influye. Están a la altura del resto, pero al contrario que en otros países europeos carecen del suficiente apoyo institucional“, se queja Serra.

La galería Cámara Oscura presenta a cuatro artistas unidos bajo una temática en la que se cuestionan los mitos y arquetipos de la estructura familiar. La joven promesa Liza Ambrossio nos sumerge en un desasosegante universo donde la autora pone en cuestión un orden heredado. Se presenta en diálogo con las primeras fotografías en color del consagrado autor americano Roger Ballen, cuyas perturbadoras imágenes brotan de su interés por la psique humana. “Ballen es un maestro de la composición. Su composición es aparentemente caótica pero todo está perfectamente articulado”, señala el galerista Juan Curto. Julia Fullerton-Batten trata el tema del mito a través de la escenificación de la obra del pintor John William Waterhouse, La dama de Shalott, basada en una leyenda artúrica. Ellen Kooi queda representada con dos piezas que profundizan en las relaciones familiares y en lo que supone su equilibrio.

Stephen Shore ha sido distinguido con el premio Master of Photography. Durante la presentación ante la prensa, el autor, reconocido como un pionero de la fotografía en color y por su tendencia hacía las nuevas tecnologías, hizo hincapié en la importancia de alentar a los jóvenes a desarrollar nuevas formas de ver el mundo, recordando cómo en sus comienzos Paul Strand, en tono paternal, le advirtió que las “emociones elevadas no pueden ser comunicadas en color”. No muy distante de la soberbia selección de las obras de Shore, nos encontramos con otra, no menos evocadora, de otro visionario y pionero de la fotografía: Roger Fenton, conocido como uno de los primeros fotógrafos de guerra.

Son 25 las galerías que presentan muestras monográficas, un claro reflejo de la confianza que ofrece la feria a los galeristas. Merece la pena destacar la que dedica la Goodman Gallery a David Goldblatt, donde se exhiben las obras impresas por el artista en su último mes de vida (murió el junio de 2018) y realizadas en los setenta. En ellas explora la condición humana a través de sus gestos. Por otra parte, la sección Discovery incluye 23 galerías que presentan algunos de los nuevos talentos dentro del medio donde destaca la obra de Casper Sejersen. Tras la clausura de esta edición, Roderick van der Lee, fundador del festival Unseen celebrado en Ámsterdam, pasará a ser el nuevo director de la feria londinense. Cambio que algunos observan como una apuesta hacía las tendencias más contemporáneas. Benson lo desmiente: “Roderick cuenta con una fuerte formación en fotografía y se adhiere a la visión de la feria como una celebración del pasado, el presente y el futuro de la fotografía”.

Photo London 2019. Somerset House. Londres. Hasta el 19 de mayo.