Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sindicato de RTVE exige a Mateo que no participe en Eurovisión

CGT opina que ir al festival supondría “ser cómplice de la ocupación” de Palestina

Actuación de Miki en Barcelona. En vídeo, la respuesta de Miki sobre la polémica eurovisiva.

La sección sindical de la CGT en la corporación RTVE ha pedido a la administradora única de la sociedad, Rosa María Mateo, que la televisión pública se retire de Eurovisión como protesta por la escalada bélica en Israel, país anfitrión del festival musical, que se celebrará el día 18 en Tel Aviv. En una carta remitida a Mateo, el responsable de CGT, Alejandro Caña, reclama que la corporación no participe en Eurovisión “para evitar ser cómplice de las violaciones de los derechos humanos y de la ocupación de los territorios palestinos” por parte del Gobierno israelí. TVE ha seleccionado para competir en el certamen, en el que participan las televisiones públicas europeas y las de otros países invitados, a Miki, quien defenderá la canción La venda.

La polémica sobre Eurovisión se planteó ya en la última sesión parlamentaria de control de RTVE, celebrada a finales de febrero. En una respuesta a la senadora Vanessa Angustias, de Unidos Podemos, Mateo calificó el debate de “muy serio”, pero eludió pronunciarse abiertamente. “Como persona, como Rosa María Mateo, en estos momentos no puedo entrar porque aquí estoy como administradora provisional única de RTVE. Yo he dado noticias durante muchos años de los atentados israelíes contra los palestinos y he dado noticias que casi me han hecho saltar las lágrimas, pero por ahora estamos en otra cuestión y yo estoy en otra cuestión”, añadió la responsable de RTVE. Mateo insistió en que, según las reglas del festival, todos los países —también el anfitrión— deben adoptar medidas para evitar que sea instrumentalizado o utilizado políticamente.

En su carta a la administradora única, la CGT apoya al “amplio número de artistas, incluyendo a exconcursantes, así como a diversas organizaciones ligadas al festival que han respaldado la llamada de artistas y periodistas palestinos para dar la espalda” a esta edición de Eurovisión. Otros sindicatos que cuentan con mayor representación en la corporación, como UGT, aseguran que no han tomado ninguna decisión sobre la solicitud para que RTVE se retire del festival.

El cantante Roger Waters y el cineasta Ken Loach son algunos de los firmantes de una carta publicada en el diario The Guardian contra la celebración del festival en Israel, que también suscribieron los españoles Lluís Llach o Teresa Aranguren. “Hasta que los palestinos puedan disfrutar de libertad, justicia e igualdad de derechos, no se debería normalizar la situación con el Estado que les niega sus derechos básicos”, dice un texto que recalcan que este año Eurovisión “debe ser boicoteada mientras continúa la grave violación de los derechos humanos palestinos”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >