Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÓNICA

Y Warlikowski responde

El director de escena polaco rechaza el plagio y acusa a Lombardero de una polémica grotesca

No tiene dudas Marcelo Lombardero de que Krzystof  Warlikowski le ha plagiado su versión de Lady Macbeth -así lo contábamos el jueves en este blog- pero tampoco las tiene Warlikowski respecto al “increíble ataque” que le ha lanzado el colega argentino, insistiendo en que desconocía “por completo” la existencia del montaje que Lombardero considera copiado.

Así lo expresa en una carta que ha remitido a El País y que responsabiliza al “denunciante” de haber provocado una polémica “ridícula”, “idiota” e “interesada”. El director de escena polaco habla de una “grotesca controversia” y preserva su trabajo de una honestidad que Lombardero, añade, ha pretendido cuestionar de manera insostenible y “difamatoria”.

Marcelo Lombardero justificaba su indignación porque Warlikowski había extrapolado la ópera de Shostakovich a un matadero (originalmente transcurre en un granero). Y porque le había copiado tanto la ambientación del espacio escénico como la idea de representar la escena de la violación en la “mesa de operaciones” de un charcutero.

No le resultaba verosímil a Lombardero que fueran casuales las similitudes, más todavía cuando su montaje operístico, premiado internacionalmente, había itinerado tanto en Chile -allí se estrenó en 2010-, como en la Polonia natal de Warlikowski y en Montecarlo.

Es más, el director argentino dudaba de emprender o no acciones legales. Y se decía estupefacto del plagio después de haber visto en Youtube un vídeo que reproducía la versión de Warlikowski sobre el escenario de la Ópera de París. “Las coincidencias no pueden ser más evidentes”, lamentaba".

Warlikowski las discute. No solo porque "ni él ni su equipo conocían el trabajo de Lombardero", sino porque documenta en su escrito a El País los antecedentes en los que él mismo ha recurrido a un matadero como rasgo habitual e inequívoco de su universo poético.

Explica Warlikowski que ya había utilizado animales desollados en 1997 -Cuento de Invierno, de Shakespeare- y que aludió al extremo del matadero en otros muchos montajes, desde su versión de Don Giovanni de Mozart hasta la reciente producción de Pelléas et Melissande (Debussy).

Indignado por la indignación de Lombardero, Warlikowski menciona que la noticia de esta controversia le ha permitido descubrir ahora que el colega británico David Poutney ya había empleado la atmósfera de un desolladero para ambientar Lady Macbeth con motivo de un montaje controvertido que se estrenó en la English National Opera en... 1987.

“¿Debería yo entonces adoptar la misma actitud de Lombardero y dejar entender que él conocía la producción de Poutney y que él ha recogido la idea?”, se pregunta Warlikowski. “Jamás podría haberme imaginado ser acusado de plagio por otro director de escena. Y jamás lo haré yo, cuando me consta que otros artistas han podido llevar al teatro algunos elementos de mi trabajo (...) Pongamos fin a esta grotesca controversia y volvamos al trabajo”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >