Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nueva perspectiva de Eric Dolphy

El hallazgo de las sesiones de estudio completas que grabó en 1963 revela la magnitud de su avanzada visión musical

Portada de 'Musical Prophet'.
Portada de 'Musical Prophet'.

Cualquiera no podría sostener un título como el que lleva este disco, pero, con la apabullante aportación de Eric Dolphy al jazz en su brevísima carrera, truncada en 1964 por su repentina muerte, la de “profeta musical” es una etiqueta que se ajusta perfectamente a su talla. Musical Prophet se compone del material grabado en julio de 1963 que apareció parcialmente en los álbumes Conversations e Iron Man, publicados en 1963 y 1968, respectivamente.

Los masters que se usaron en estos álbumes eran en estéreo y no estaban en condiciones óptimas, y cuando Zev Feldman y James Newton —productores de esta nueva edición— descubrieron recientemente que existían masters en mono en perfecto estado, y que incluían además numerosas tomas inéditas que se habían dado por perdidas, el proyecto comenzó a coger forma. Lo cierto es que estas grabaciones son un tesoro: en ellas el saxofonista muestra ideas muy avanzadas, y representan el puente entre su música a principios de los sesenta y la que llevará a cabo justo antes de su muerte.

Aquí encontramos a un Woody Shaw de 18 años debutando en el estudio por la puerta grande, y también el primer encuentro discográfico entre Dolphy y Bobby Hutcherson, que al año siguiente será pieza clave de la obra maestra de Dolphy, Out To Lunch. Pero tal vez la parte más interesante de estas grabaciones sean las piezas a dúo con el contrabajista Richard Davis, que suman casi una hora, la mitad de ella inédita. Dolphy había grabado ya a dúo con Ron Carter en 1960, pero tres años después el lenguaje del saxofonista había madurado enormemente.

A lo largo de dos extensas tomas del standard ‘Alone Together’, otras dos del ‘Muses’ de Roland Hanna, el original ‘Ode To Charlie Parker’ y una escalofriante versión del ‘Come Sunday’ de Duke Ellington, Dolphy y Davis establecen un diálogo magistral, equilibrado, de una elocuencia fuera de serie. Además, el sonido en estos masters recuperados pone los instrumentos en primer plano, con la definición y dinámica necesarias para que cada matiz sobresalga y la música suene como merece.

Eric Dolphy. Musical Prophet. Resonance-Distrijazz.