Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA i

La foto que demuestra la falta de paridad en el humor

Movistar presentó su plantel de cómicos con solo dos mujeres entre 19 personalidades

Presentación del humor de Movistar +, en Vitoria.
Presentación del humor de Movistar +, en Vitoria.

Una foto. 19 cómicos posan con pantalón corto y corbata. Son las caras del humor de Movistar + en el FesTVal de Vitoria. Pero algo llamó la atención en "la mayor concentración de humoristas de España". Solo había dos mujeres: Patricia Conde (presentadora de Wifileaks) y Valeria Ros (colaboradora de Locomundo). Un 10% del buque insignia del canal es femenino. Y no solo es la foto. En los equipos siguen faltando sus nombres. Algo que incluso ellos reconocen. "Somos los primeros en hacer autocrítica, no escondimos la imagen. Tenemos la responsabilidad de arreglarlo. Lo estamos intentando, y no solo en comedia", explicaban Fernando Jerez, director de #0, y María José Rodríguez, directora de contenidos, a EL PAÍS en su presentación de temporada. Pero esa solución (que sí se nota en deportes) no llega.

La actriz Jane Curtin contaba que su compañero de Saturday Night Live, el genial John Belushi, exclamaba sin rubor detrás de las cámaras que "fundamentalmente las mujeres no son graciosas" y que haría todo lo posible para "sabotear sus guiones" en el programa de sketches. Mucho ha cambiado desde mediados de los setenta, sí. Numerosas actrices y cómicas han saboteado ese estigma (incluso antes del machismo de Belushi), pero, aunque nos neguemos a verlo, el tópico sigue vigente en la jerarquía del humor. Lo decía Tina Fey, cuyo libro Bossypants debería ser el manual de todos ellos: "Es una industria donde todavía luchamos por nuestros derechos como minoría".

"En los cásting exigimos un 50% de mujeres y llevamos años tratando de ficharlas, pero siempre están en otro trabajo", decían desde Movistar. Al parecer no hay cómicas en paro.

El cambio no debería darse por ir "a la moda", si bien el momento es más idóneo que nunca. El 20 de septiembre TNT estrena en España Full Frontal with Samantha Bee, de los pocos late nights de EE UU presentado por una mujer. Podría no ser distinto a cualquier otro, pero solo por ese dato, su mirada ha servido para tener otra perspectiva contra Trump y sus discursos machistas. En la era de Hannah Gadsby, Michelle Wolf o Melissa McCarthy, es más que necesaria. Late Motiv de Buenafuente, La Resistencia de Broncano o Capítulo 0 es de lo mejor que se hace en televisión, pero eso no les exime de esta crítica.

No resulta baladí tener a la mitad de la población representada en una mesa de guionistas. No porque su sentido del humor sea diferente, sino porque mostrarán situaciones y experiencias que los hombres nunca llegaríamos a entender. Eso en España, donde Eva Hache presentó su programa nocturno, parece que está por hacer.

Más información