Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IZAL es un festival

La banda ha celebrado en el WARM UP Estrella de Levante de Murcia el primero de los conciertos de su gira por España

El cantante del grupo Izal, Mikel Izal, durante el concierto en el Festival WARM UP.
El cantante del grupo Izal, Mikel Izal, durante el concierto en el Festival WARM UP. EFE

Que IZAL es un festival es una realidad. Ellos son la perfecta definición de cabeza de cartel y este sábado lo evidenciaron en el WARM UP de Murcia. En esta ciudad se ha celebrado el espectáculo musical más esperado del momento en España. Porque por fin, tras un tiempo sumergidos en el pozo de la creación trabajando su Autoterapia, IZAL regresaba a su hogar, los festivales, y con ellos, todos nosotros.

La Fica fue el lugar elegido para desnudar sus nuevos temas en directo, una selección musical con 17 grandes canciones. Un regreso que tuvo lugar a las 21.30 de la noche, momento en el que Mikel y su banda salieron al escenario Estrella de Levante abrazados por la mirada de un ojo inmenso, que con sus pestañas, iluminaba a las 26.000 personas que abarrotaron cada una de las dos jornadas del evento murciano.

IZAL es un festival

La gente colapsó la entrada al WARM UP, el objetivo era correr hacia IZAL, nadie se lo quería perder. Sus primeros acordes llevaban el nombre de su cuarto disco y de la gira. Otro de sus nuevos temas, Ruido Blanco, sonó ante un público entregado, porque allí no imperaba eso de “tanta cantidad sin calidades”. Con Copacabana, Murcia ya era un mar de gente bailando y Mikel no lo pudo evitar: “Así da gusto volver a trabajar, aunque es una indecencia llamar a esto trabajar, mil gracias por esta increíble autoterapia”.

Segunda edición del WARM UP

Iván Ferreiro, Kasabian y Sidonie arrasaron en una primera jornada de festival con todas las entradas vendidas. El escenario Estrella de Levante acogió varios de los conciertos más aclamados de la noche, como el del gallego, que llevó al público a un viaje “desde los años 80” hasta Casa rodeado de algunos de los grandes músicos del panorama nacional, como Ricky Faulkner o Martí Perarnau. Otro de los momentos memorables de la primera noche lo protagonizó el arrollador directo de Kasabian, que sorprendió además con una versión de Praise de Fatboy Slim. Elyella pusieron el cierre perfecto pinchando hit tras hit e inundando de confeti a los asistentes.

La segunda jornada logró otro lleno total -el segundo en dos días-. 26.000 festivaleros vibraron durante cerca de 12 horas. Izal se encargaría de redondear el festival con su primer concierto de la temporada. Su regreso a los escenarios era uno de los momentos más esperados y no decepcionó. Siguieron su estela Dorian y Viva Suecia. En el plano internacional, el de alt-J, cabezas de cartel de la noche, fue un directo de los que dejan huella, gracias a unos temas llenos de matices y a una puesta en escena cuidadísima que recaía, sobre todo, en sus juegos de luces. Pero no se quedó atrás Vitalic que desplegó toda su artillería electrónica bien entrada la madrugada. Y tampoco Yelle, que desplegó todo su carisma sobre el escenario principal. La nota más bailable la pusieron Joe Crepúsculo y Mueveloreina.

Los abonos para #WARMUP2019 saldrán a la venta este miércoles.

Antes de nada, la banda esbozó la ruta marcada para su primer festival del año: “No nos vamos a olvidar de Copacabana y de algún que otro agujero de gusano. Vamos a hacer magia, pero antes, una pausa”. Manejaron el ritmo festivalero como auténticos domadores de fieras, alternando guitarras con ukeleles, amansando y alterando a sus fieles, jugando con la emoción y con el silencio.

No se olvidaron de hacer su Pequeña Gran Revolución y montaron el IZAL Festival, en el que también mostraron su agradecimiento aprovechando el nombre de uno de sus grandes temas: “sois los seres que nos llenan”. Tampoco se olvidaron de Tóxica, a la que le dieron un toque chill out y con la que lograron agachar y levantar de un salto a todo un festival. Y sí, como dice esta canción, fue más divertido así.

A mitad de su show regresaron a su nuevo disco con Santa Paz, para luego volver al pasado con Tu Continente. La voz de IZAL no dejaba de suspirar de felicidad, estaban emocionados por su vuelta y eso se notaba en cada una de las miradas y gestos de la banda. Mikel combinó discurso y canción a la perfección: “Estoy convencido que todos tenemos una capacidad de volar y algunos somos aquella historia del hombre que podía volar pero no sabía como”. Más Copacabana y un preludio maravillosamente oportuno: “Qué fantástica, fantástica esta fiesta, qué pasada, que estratosférico, qué bien”. Y qué bien sonó.

En la recta final de la fiesta se encargaron de recordar lo necesario que es decirle adiós al pánico práctico y con un juego de luces espectacular tocaron Asuntos Delicados. Mikel seguía sin creerse que en este cartel solo había un cabeza: “es increíble que veamos a gente bailar a un kilómetro, gracias por ponérnoslo tan fácil”. Pero en el festival de IZAL la banda nunca canta sola y el público corea a la perfección cada una de las composiciones. La comunión del grupo con los asistentes es total, por eso fueron los más deseados de los festivales y ahora están de vuelta.

Tiraron de Efectos especiales y sacaron a La mujer de Verde. IZAL no pudo evitarlo: “sois la polla”. En una de sus últimas canciones recordaron que siempre es un buen momento para bailar “por si hoy se acaba el mundo”. El final del concierto llegó con el principio de su nuevo éxito: El Pozo. Un tema con el que han logrado llegar a más gente de la que cabe en un solo recinto, por eso, la banda seguirá con su Autoterapia por hasta 17 festivales españoles más este año. Un camino que continuará haya donde haya uno. Festivaleros, este maravilloso atraco musical solo acaba de empezar.

Más información