Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo confieso, yo veo un culebrón

'Riverdale' abraza la locura, el salseo y el desenfreno sin cohibirse, sin que la parte del culebrón quede a medio gas

El reparto de 'Riverdale'.
El reparto de 'Riverdale'.

Hola, soy Eneko y veo Riverdale. Lo confieso. Durante 40 minutos cada semana dejo a un lado el maremágnum de series de qualité con las que darme el pisto y me pongo con este un culebrón adolescente desenfrenado. Uno de esos en los que todos se lían con todos gracias al buen cutis imperante, donde aparecen asesinos de debajo de las piedras y en el que se cuenta la traición por fotograma. Drama de la manera más inverosímil. También droga dura.

Riverdale, que se puede ver en Movistar, se basa en realidad en una pulcra e ingenua institución estadounidense: los cómics de Archie, que narran desde los años treinta las vivencias de cuatro jóvenes de instituto y perfectos estadounidenses.

Poco tiene que ver aquella mirada que a una idílica Kansas con la desenfrenada generación Z. Riverdale es el único lugar donde verás a justicieros con un calcetín rosa en la cabeza, moteros que se quedaron en la época de James Dean, diners utópicos de tortitas y hamburguesas, gemelos desaparecidos que confabulan para matar a su familia y próximamente un musical dedicado a la sangrienta Carrie de Stephen King. En una de sus mejores etapas recientes del cómic, la villa se enfrenta incluso a una invasión zombi. No descartamos verlo en pantalla. Igual que no nos extrañará la llegada de la bruja Sabrina, cuya serie se emitirá en Netflix con el mismo equipo.

La historia de esta villa con secretos abraza la locura, el salseo y el desenfreno sin cohibirse, sin que la parte del culebrón quede a medio gas, como ocurre en otras series que se creen más listas. Cuando cualquier serie lleva demasiado tiempo en antena, es habitual que el culebrón se apropie de las tramas. Aquellas, sin embargo, se resisten, se creen lejanas a Dallas o Falcon Crest y tratan de maquillarlo. El resultado se vuelve incluso menos convincente. Gracias a esa falta de complejos y sentido del humor, sin pensarlo demasiado, Riverdale es un placer... muy culpable. No saldrá en ninguna lista de lo mejor de nada, pero es una droga que ni Walter White se atrevería a fabricar.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
17lunes
18martes
19miércoles
20jueves
21viernes
22sábado
23domingo

Más información