Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

‘Insecure’ con paso firme

La serie de HBO no tiene ninguna de las inseguridades que arrastran sus personajes y ha dado un golpe en la mesa con su segunda temporada

En HBO sabían lo que tenían entre manos. La primera temporada de Insecure, que se vio en otoño del año pasado, sirvió para llamar la atención sobre la creación de Issa Rae, que también es su protagonista. Vieron potencial en esta comedia que, a través de las vivencias profesionales, personales y sexuales de Issa, su amiga Molly y su novio Lawrence, muestra un mundo muy particular pero en el que resulta fácil verse reflejado gracias a su naturalidad, modernidad y desenfado. Para la segunda temporada decidieron aprovechar el tirón del fenómeno Juego de tronos y que le sirviera de trampolín. E Insecure lo ha sabido aprovechar. Eso sí, si no hubiéramos estado ante una gran segunda temporada de poco habría servido la ayuda de los dragones.

Issa es una mujer más insegura de lo que aparenta. Pero cuando se pone delante del espejo, desahoga sus frustraciones y da rienda suelta a sus deseos ocultos. El reflejo le devuelve una malota que no es en la realidad. En la segunda entrega, recién terminada, quiere soltarse la melena y esconder sus vacilaciones. Los personajes, afroamericanos residentes en Los Ángeles y con carreras profesionales en ascenso, están llenos de dudas que les dificultan avanzar. A través de ellos, la ficción no tiene problemas en hablar de la raza, de los estereotipos, el racismo, el sexo... Y de las dificultades de encontrarse a uno mismo y saber qué se quiere en la vida. Porque Insecure, sobre todo, habla de temas en los que la raza es lo de menos. Habla de amistad, de amor, del trabajo. De la vida.

La serie no arrastra ninguna de las incertidumbres de sus protagonistas y sabe lo que quiere ser. En la segunda entrega ha crecido dando más profundidad a los personajes, ampliando los temas y mostrando una mayor ambición narrativa, que se refleja de forma excepcional en un maravilloso episodio final.

Insecure tiene voz propia. Su segunda temporada la ha consolidado como muy reivindicable y que no debe perderse de vista. Hella wonderful.

Sobre la firma

Natalia Marcos

Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS