Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última reina (por ahora) de la comedia

Issa Rae ha creado y protagoniza ‘Insecure’, cuya segunda temporada acaba de estrenar HBO

Avance de la segunda temporada de 'Insecure'.

Su serie se llama Insecure —traducible como Insegura—, pero pocas actrices lo tienen tan claro. Issa Rae es la revelación televisiva del año, intérprete y guionista, además de creadora, de una serie surgida de sus anteriores trabajos en Internet e incluso de una precoz autobiografía que sigue las aventuras y desventuras de una joven negra que trabaja en un centro de orientación para jóvenes y sus relaciones con sus compañeros de trabajo o su exnovio. La revista Time la describió como “la comedia más ácida del año”.

El triunfo no se le ha subido a la cabeza a esta actriz nacida hace 32 años en Los Ángeles, que sostiene que es la menos graciosa de sus cuatro hermanos. Pero a la hora de sacar adelante Insecure —HBO acaba de estrenar su segunda temporada—, todas sus inseguridades desaparecen. “Saber lo que quiero ser profesionalmente me ayuda con la inseguridad. Mi viaje como escritora de televisión y de cine no ha hecho más que darme seguridad en mí misma. Al menos en la parte profesional. La personal sigue igual de echa polvo”, comenta sonriente a EL PAÍS.

Hija de un pediatra, su viaje ha sido largo hasta convertirse en la última reina de la comedia. Su familia, parte de la cual procede de Senegal, esperaba que siguiese los pasos de su padre, “o al menos que estudiara abogacía”, recuerda. Prefirió graduarse de estudios afroamericanos en la Universidad de Standford, donde encontró apoyo para empezar a escribir. “Me gusta especialmente el formato de narraciones cortas”, indica, historias que se transformaron en episodios para Internet bajo el título The Misadventures of Awkward Black Girl. El siguiente paso fue Insecure, donde mantiene el modelo de capítulos de media hora. “Me gusta el formato inmersivo, pero cuando trabajas en la web te ves forzada a hacerlo todo. No hay dinero y tienes que acabar siendo productor, director de fotografía, realizador... Trabajar en Insecure fue como unas vacaciones, rodeada de gente con mucha más experiencia que yo que me ayudaron a centrarme”, admite.

Si con la primera temporada Rae logró una candidatura al Globo de Oro a la mejor actriz de comedia, la segunda se ha quedado fuera de la lista de candidatos a los nada arriesgados Emmy. Otras grandes ficciones como The Leftovers o American Crime también han sido ignoradas por los principales premios de televisión. Rae no parece preocupada. “La fama de estos premios se parece al instituto, cuando eres reina por un día pero no te cambia la vida”, dice.

Con Oprah Winfrey como icono de lo que le gustaría ser —“mujer, negra, que se divierte con lo que hace y es una magnate de la comunicación”— y Ava DuVernay como ejemplo y posible compañera en un próximo proyecto cinematográfico del que prefiere no hablar, el futuro de Rae es prometedor y bastante seguro, incluso en la industria en la que se mueve. Porque, a pesar de los avances en aras de una igualdad de sexos y razas dentro de Hollywood, aún queda camino por andar. “Son más de 400 shows los que existen en la televisión y no hemos hecho más que arañar la superficie en lo que se refiere al cambio”, opina.

Le encanta Larry David, pero también aprecia otras series como Atlanta, Better Things, Fleabag o One Mississippi que, al igual que Insecure, ejemplifican el cambio que viven las comedias de media hora, hasta ahora dominadas por el hombre blanco. “Todavía falta, pero la gente se está dando cuenta y apoyando con su dinero historias de mujeres de lo más diversas de todo el mundo”, remata.

El apoyo de Pharrell Williams

Uno de los que primero apoyaron la carrera de Rae fue Pharrell Williams. El compositor y cantante fue uno de los productores ejecutivos de The Misadventures of Awkward Black Girl, el germen de Insecure. “Me dijo que su novia, ahora esposa, se lo había mostrado y se puso en contacto conmigo para producir la segunda temporada en su canal/plataforma de Google iamOTHER”, comenta la humorista. Se nota que le admira no solo por su música sino como alguien que quiere ir más allá de su propio éxito ayudando a otros. Solo sintió el mismo nerviosismo cuando el hasta hace poco presidente estadounidense, Barack Obama, le dijo que le gustaba Insecure. “Es una mezcla de seguridad y nerviosismo saber que cuentas con su apoyo porque no quieres defraudar”, concluye.