Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando la música valía algo en la televisión

'Pop, una historia de música y televisión' es una gozada, pero también un doloroso recuerdo de que hubo un tiempo en la televisión en el que la música en directo era importante

Sidonie en el programa 'Pop, una historia de música y televisión'.
Sidonie en el programa 'Pop, una historia de música y televisión'.

Pop, una historia de música y televisión no es la respuesta a todos nuestros lamentos de la falta de televisión musical hoy en día en España, pero sí una gran pata (Cachitos de hierro y cromo de TVE sería otra) en la que apoyarse para que la música comience a recuperar un espacio necesario en la parrilla. Durante cuatro episodios (todos disponibles en Movistar + tras su emisión en #0), cada uno temático, Pop sigue esa historia desde los primeros programas que emitió TVE desde el Paseo de La Habana hace ya medio siglo hasta ese desierto sin apenas oasis en el que se ha convertido la música en directo en la televisión actual.

El programa no es una sucesión de actuaciones sacadas de los archivos televisivos. Son los propios protagonistas, desde Miguel Ríos a Vetusta Morla pasando por Burning, Xoel López, Amaral, Loquillo, Sidonie, Zahara o Love of Lesbian, los que explican cómo ha sido esa relación entre música y televisión durante este tiempo y cómo ha evolucionado la industria.

Pop es una gozada de ver, pero también es un doloroso recuerdo de que hubo un tiempo en la televisión, en TVE en especial, en el que la música en directo —y muy variada— tenía presencia. Y casi siempre la adecuada, no como los horrendos Fantastic Duo, OT o Eurovisión que se emiten en los últimos años como si no hubiera otras formas de música. Y que antes esos programas se veían en horarios asequibles, no como las horas, de madrugada, a las que se pueden disfrutar Los conciertos de Radio 3, que de lo que ofrece la televisión pública es lo más cercano a lo que echamos de menos.

Ahora, con internet, es más fácil que nunca acceder a millones de canciones y al trabajo de miles de artistas, pero no tanto descubrirlos de una forma fácil. Vamos, que queremos que vuelvan Tocata o La edad de oro. Dentro de, digamos 20 años, ¿qué tipo de capítulo podría hacer Pop con lo que tenemos ahora y lo que podría venir en el futuro? De momento nos quedamos con estos cuatro fantásticos episodios, el recuerdo del último gran programa musical de la televisión, Un lugar llamado mundo, y un poco de envidia: el de ver cómo Jools Holland lleva 45 temporadas desde 1992 en la BBC haciendo el mejor programa de música en directo de la historia, que, aprovechen, también pueden ver en Movistar +.

Primer episodio de 'Pop, una historia de música y televisión'.