Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Hermano mayor’ afronta casos más violentos

Cuatro estrena la décima temporada del programa presentado por Jero García

Avance de 'Hermano mayor'.

Amélie es una joven madre de 22 años cuyo principal objetivo en la vida es salir de fiesta. Ni siquiera tener en casa un bebé de un año es responsabilidad suficiente como para no estar fuera de casa durante horas. Además, la relación con su madre y su padrastro es de odio y la vinculación con el padre del bebé inexistente con una orden de alejamiento de por medio. Es el primer caso del inicio de la décima temporada de Hermano mayor (Cuatro, los viernes a las 22.15), que vuelve a la parrilla con algunas novedades. El exboxeador Jero García vuelve a ponerse, por tercera vez, al frente del programa que trata de ayudar a jóvenes con problemas de conducta a reintegrar sus vidas y las de sus familias. "La clave al final es que ellos se den cuenta de que lo que hacen está mal, y la mejor forma es llegarles, que empaticen con el daño que están cometiendo. Es llegar a su núcleo y que ellos se den cuenta", comenta el presentador a EL PAÍS.

"Como principal novedad hemos querido que la audiencia escuche la llamada de desesperación de las familias", comenta García. Con él trabaja la psicóloga Bárbara Tovar, que explica cómo es la dinámica de las familias que acuden en busca de ayuda: "Son casos en los que la violencia lleva tiempo instaurada en la familia. Con el programa hemos tomado mucha conciencia de la cantidad de casos familiares que hay donde la violencia está presente por parte de los hijos y la vergüenza o la dificultad para expresar lo que pasa hace que sea imposible una solución. El poder dejar a los espectadores patente esa valentía de llamar y decir ya no puedo más es conmovedor y muy impactante". "Queríamos que la audiencia se diera cuenta del riesgo que toman esas familias, cómo se arriesgan a esa exposición sacrificando todo porque no encuentran solución a esos problemas de conducta", remata Jero García.

La nueva temporada del programa producido por la cadena junto a PRISA Video "va a sorprender por el nivel de violencia y agresividad que hay en estos episodios", comenta el presentador. Por ello, esta entrega tiene otra novedad: "Contamos con la ayuda de dos personas, Carlos Vico, un especialista en supervivencia, que va a sacar a los chavales con dinámicas de su zona de confort. Y tenemos a una asesora, legal, Cristina Llopis, que sobre todo nos va a ayudar a mí, con algunas dudas que tengo en tecnicismos legales y a los chavales los va a asesorar en algunos momentos en que ellos no son conscientes de las consecuencias de muchos actos que cometen fuera de casa", explica García.

"Los casos son tan extremos en ocasiones que es la primera vez que en Hermano mayor se ha pixelado algunas imágenes y en alguna ocasión se ha tenido que dejar de grabar", comenta Tovar. Después de tantos años con el programa, García y Tovar explican que todos los casos emitidos siguen bajo supervisión. "Todos los chavales tienen un seguimiento, somos conocedores de sus pasos tras el programa, les apoyamos, y de hecho en esta nueva temporada también vendrán antiguos hermanos mayores a ayudar. Es muy bonito el ver cómo han evolucionado algunos casos", explica la psicóloga. Y en el caso del primer programa, Tovar reconoce que fue un caso muy especial: "Me tocó muchísimo y puedo decir que después del trabajo con ella, acabamos todo el equipo llorando".

Más información