Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
arte

Teresa Solar Abboud: “Me interesa explorar el lenguaje como resistencia”

La artista madrileña inaugura en Barcelona una exposición de cerámicas que indaga en conceptos como la pérdida de control y la imposibilidad de las certezas

Teresa Solar, en su estudio en Stuttgart en 2016.
Teresa Solar, en su estudio en Stuttgart en 2016.

Teresa Solar Abboud (Madrid, 1985) empezó a trabajar con cerámica justo cuando se puso los patines para comenzar a jugar al roller derby. El paralelismo tiene su miga. En ambos casos, el cuerpo experimenta un desarrollo muscular a través de la resistencia de otros cuerpos a ser desplazados y deformados. En lo deportivo, el conflicto se da en el choque con los cuerpos de otras patinadoras. En el caso de la cerámica, la resistencia ocurre con el barro que gira fuera de control, como vemos en Ground Control, la exposición que acaba de inaugurar en la galería Joan Prats de Barcelona. En otro giro más de patín y de torno, aparecen más paralelismos, tan sofisticados como las obras de la artista. Están las formaciones defensivas del roller derby y la construcción de murallas y fronteras. Los cuerpos de las patinadoras forman arquitecturas volátiles y efímeras, pero tremendamente resistentes. “Me interesa cómo los cuerpos de las patinadoras forman anclajes sólidos que se vuelven casi pared, como una pared elástica y nerviosa hecha de tejido muscular”, explica. Eso conecta con las obras de cerámica que juegan en la sala: “Al principio es una masa informe que a través de la presión del cuerpo del artesano se convierte en una cavidad, un espacio interior definido justo a través de su pared, de su frontera con el resto del mundo”, añade.

Todo en su trabajo es un constante juego con el lenguaje y sus procesos de traducción, siempre cambiantes. El léxico del deporte no es el único. Hija de padre español y madre egipcia, la artista habla árabe, pero no puede ni leerlo ni escribirlo, y hace de esa circunstancia una condición más que un condicionante de una obra que se mueve entre la escultura, la fotografía y el vídeo. Caniche Editorial pronto recogerá sus collages fotográficos y textos relacionados con su forma de articular narraciones fragmentadas en su modo de abordar la idea del recuerdo y memoria.

La relación de conflicto entre materia y signo, esta comunicación fallida por la presión del material, es el punto de partida de la muestra

PREGUNTA. ¿Qué ideas encierra Ground Control?

RESPUESTA. A través del vínculo performativo y de doble sentido que se establece entre sujeto y material, entre escultura y masa, reflexiono acerca de conceptos como el control, la resistencia, cierto equilibrio definitivamente precario del sentido y del accidente.

P. ¿Qué relación hay con trabajos previos?

R. Esta exposición parte de trabajos anteriores también vinculados a la cerámica. Las primeras series de trabajos que creé en torno de alfarero tenían que ver con traducir lenguajes de signos al espacio físico, hacerlo corpóreo. En estas obras grabo posiciones de las manos correspondientes al alfabeto del lenguaje de signos sobre las pellas que giran sobre el torno. El resultado no es tanto un signo puro, sino un signo puesto en conflicto con el material, deformado por la propia fuerza que el material ejerce sobre la mano que presiona. Esta relación de conflicto entre materia y signo, esta comunicación deformada y fallida debida a la presión del propio material, ha sido el punto de partida de Ground Control.

P. Una tensión que siempre hay en todo proceso de traducción que, en su caso, está ligada a la figura del extranjero. Para varias de sus obras, ha recurrido a personajes como Lawrence de Arabia o Harold Edgerton.

R. Siempre son personajes bisagra, articuladores de fronteras, nexos entre dos mundos. Ese interés por la figura del extranjero viene dado por mi propio contexto familiar. Siendo mi madre egipcia, la mezcla y la heterogeneidad siempre han convivido con cierta sensación de límite cultural. Mi relación con el árabe, que siempre he tenido muchos problemas para hablar, se puede extrapolar a cualquier experiencia de comunicación, donde siempre cabe la posibilidad de que el mensaje sea ambivalente y que el malentendido pueda transformar cada conversación en un absurdo. Me interesa explorar el lenguaje como resistencia. En la exposición, siguiendo con la idea de comunicación conflictiva, todos los cuerpos han sido deformados a través de nexos tensos que los mantiene en equilibrio.

P. Idea de conflicto presente también en el vídeo Being a person you didn’t now you were…

R. Fue uno de los motores del proyecto y habla de no reconocer facetas de nuestro carácter, y de cómo estos humores que no reconocemos de nosotros mismos conforman personajes desconocidos: extranjeros y agencias opacas que operan dentro de nosotros.

Teresa Solar Abboud. Ground Control. Galería Joan Prats. Barcelona. Hasta el 3 de junio.