Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Atrapados’ tiñe Islandia de ‘noir’

El cineasta Baltasar Kormákur retrata a la sociedad islandesa en este 'thriller'

Tráiler de 'Atrapados'.

El cineasta Baltasar Kormákur (Reykjavik, 1966) quiere mostrar Islandia al mundo. Pero no solo la que se ve en los últimos tiempos en películas como Interstellar o, sobre todo, en Juego de tronos. O ese lugar que desde fuera en ocasiones parece hasta idílico por el nivel de vida o incluso cuando se habla de cómo reaccionó el país a la crisis financiera. Nada es tan blanco allí como parece. En Islandia la nieve también se tiñe de rojo sangre y de negro. Atrapados es un thriller ambientado en un pequeño pueblo en el que se aprecian todos los aspectos de la sociedad islandesa. Los buenos y los malos. Al menos esa es la intención de su creador.

Atrapados (Movistar +, miércoles 22.35 y en VOD) comienza con la aparición de un cadáver en el mar junto a un pueblo justo el día que llega un ferri lleno de pasajeros desde Dinamarca. Una gran ventisca impide que se pueda salir o entrar en la localidad, por lo que el asesino no tiene escapatoria durante la investigación policial. Un tema muy en la línea de series negras nórdicas como Bron / Broen o The Killing, según explica Kormákur a EL PAÍS en una videoconferencia: "El noir nórdico se ha convertido en algo que toca más temas sociales que series de este tipo de Estados Unidos o Francia. Son historias que tratan con los problemas reales y sensibles".

Kormákur ha llevado el nordic noir al estilo islandés: "Estaba interesado en hacer una odisea islandesa, que no fuera como los dramas daneses". En 2006, el cineasta estrenó la película Las marismas, en la que ya jugaba con el tono que tiene Atrapados. "Además, quería que la naturaleza y el tiempo de Islandia fueran parte de la historia, y ahí es donde di con la idea de un pueblo cerrado por una tormenta al mismo tiempo que se cometía un asesinato", explica. "Quería representar a través de un pequeño pueblo parte de la historia de Islandia, como la desesperación que vivimos con el colapso financiero de 2008 y cómo algo así afectó a todo el mundo, incluso a la gente más inesperada".

Fotograma de 'Atrapados'.
Fotograma de 'Atrapados'.

La cara visible de la serie es el actor Ólafur Darri Ólafsson. "Es lo que Gerard Depardieu era para Francia, alguien que sujeta la pantalla de una manera no convencional, incluso aunque no haga nada", comenta el director. Ólafsson interpreta al jefe de policía local encargado de investigar la aparición del cadáver. "Era muy importante que su personaje fuera específicamente islandés, con tintes de vikingo, un hombre parco en palabras y un poder de la naturaleza que se asemejara a las montañas que le rodean". Los personajes de Atrapados están inspirados en las sagas islandesas, según Kormákur. "Tuve que luchar duro, porque los coproductores en Europa no estaban abiertos al principio a un personaje principal como este. Es un tipo que ni siquiera se cierra la chaqueta cuando está en la nieve".

El cineasta prepara en la actualidad una película en Tahití, lejos de la nieve y el mal tiempo, pero sigue ideando series para la televisión. En la actualidad produce uno de los mayores éxitos de su país, la comedia The Mayor, interpretada por el cómico Jon Gnarr, que llegó a ser alcalde de Reykjavik. Kormákur también está escribiendo un drama con tintes fantásticos: "¿Has oído hablar de una explosión volcánica en Islandia que provocó la Revolución Francesa? Por las cenizas que llegaron a Europa, los cultivos y la hierba salieron escasos y malos y esto ayudó a la revolución. La historia que hemos pensado es una explosión hoy en día y los efectos que provoca, como el derretimiento de los glaciares, que permite ver cosas y criaturas que no se veían desde la Edad de Hielo".  Kormákur avanza también el proyecto más ambicioso de su carrera: hacer una serie y una película complementaria con la gran novela islandesa, Gente independiente, de Halldor Laxness.

Islandia, plató lleno de profesionales

La brutalidad de los paisajes ha atraído a Hollywood en los últimos años. Películas como Interstellar, La vida secreta de Walter Mitty, Batman Begins o Rogue One han sido rodadas allí aprovechando la mezcla de paisajes verdes, nevados y volcánicos. Juego de tronos ha situado varios lugares de Poniente allí también. Pero el país no es grande y cada vez se ven más sitios repetidos en las series y películas. "Todos ruedan en los mismos sitios. Nadie lo ha hecho donde hemos estado nosotros", explica Kormákur, "pero mucha gente no se da cuenta, además hay mucha imagen añadida digitalmente. De alguna forma habría que ser más creativos y usar otros sitios. La costa sur es visualmente dramática y con acceso muy cómodo, y todos van ahí. Deberían de ir al norte".

Kormákur ve esta presencia de Hollywood como algo muy positivo. "Nos ha permitido aprender un montón en la parte técnica, cada vez hay equipos más cualificados y supone mucho trabajo para la gente. Las nuevas generaciones no quieren trabajar en fábricas de aluminio o pescar,  y esto ofrece oportunidades dentro del país y evita que se vayan para buscar el trabajo soñado. Apoyo que Hollywood venga aquí y paguen, siempre y cuando beneficie al negocio local. Tenemos que construir nuestro propio negocio, no solo vender el país".

Más información