Más allá de las narcoseries

EL PAÍS modera un encuentro entre guionistas televisivos de España y México

La charla del Mercado e Industria del cine y el audiovisual.
La charla del Mercado e Industria del cine y el audiovisual. Francisco Cañedo

Miss Bala abrió muchas puertas a Gerardo Naranjo. Su historia de una reina de belleza mexicana que se ve envuelta en el mundo del narcotráfico ayudó a trazar el camino de la narcoficción, un género que ha sido explotado incesantemente en cine y televisión. Gracias a la cinta de 2011, el mexicano pudo hacer el piloto de The Bridge y dirigir tres episodios para Narcos, la historia de Netflix sobre Pablo Escobar.

Este lunes, Naranjo recordó su primera vez en el plató de Narcos. Al llegar al rodaje halló una gigantesca cámara llena de cables de 8K, la definición de la televisión digital. Siendo el director y acostumbrado a ser la cabeza del proyecto, comenzó a jugar y a mover el aparato. Lo hizo hasta que se le acercó un gran hombre y le dijo sin pizca de broma: “Si vuelves a tocar la cámara te mato”. En ese instante, Naranjo comprendió que los directores de televisión de Estados Unidos no son los capitanes del barco. “Si el cine es un grupo de artistas luchando juntos por impulsar una idea común, la televisión es lo opuesto. Es, sobre todo, negociación”, contó el director.

Más información
Buscando al Aaron Sorkin español
La Semana Fénix inunda de cine la Ciudad de México
Premios Fénix 2016

Productores y guionistas de series de España y México compartieron sus experiencias esta mañana en un encuentro moderado por EL PAÍS. Convocados por el Mercado e Industria del cine y el audiovisual, organizado por el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) y parte de las actividades de la Semana Fénix, los profesionales hablaron sobre la salud de la ficción televisiva en ambos lados del Atlántico. “Hay una enorme oportunidad para los guionistas en este momento. Las televisoras están ávidas de contenidos y hay que aprovechar esta burbuja”, señaló el mexicano Alejandro Lozano (Rosario Tijeras).

La apertura de las grandes televisoras y la irrupción de plataformas de vídeo en demanda, como Netflix o Blim (en México), han multiplicado las posibilidades para los profesionales de la ficción. “Existe un aparente boom, nunca había visto a la gente tan ocupada, todos tienen trabajo”, contó Naranjo.

Si los mexicanos brindaron optimismo a la charla, los españoles pusieron la experiencia. Las series españolas recientes se han mostrado más dispuestas a explorar territorios y géneros. Helena Medina, la guionista de 23-F: el día más difícil del rey, sobre el intento de golpe de Estado de Antonio Tejero en febrero de 1981 que el rey Juan Carlos frenó. La serie fue un éxito de audiencias porque trató por primera vez a un monarca reinante como personaje. “No hubo ninguna presión. Sí hubo miedo y muchas dudas. Entregué a TVE un documento que justificaba cada capítulo. Era casi más largo que el guion”, dijo.

Medina, que también escribió una serie sobre la liberación de Ingrid Betancourt, dijo que un “miedo ancestral” impide a los guionistas españoles escribir más ficción política. “Hay voluntad, pero no agallas”, agregó la escritora de la mini serie Lo que escondían sus ojos, sobre Ramón Serrano Suñer, cuñado de Francisco Franco.

El español Ignacio del Moral, guionista de Farmacia de guardia y Cuéntame cómo pasó, pidió a la audiencia no copiar los códigos internacionales de industrias como Hollywood. “No podemos competir en espectacularidad, pero sí podemos contar lo nuestro. Nuestros policías no comen donas, comen camarones al ajillo”, señaló. El nominado al Goya por Los lunes al sol dijo que los productos locales, como las telenovelas en México, han demostrado ser “auténticas” y tener capacidad de exportación. “Ese afán de imitar lo extranjero es un espejismo”.

Los mexicanos también parecen dispuestos a incursionar en esta nueva era de contenidos. Diego Martínez Ulanosky, nacido en Buenos Aires y afincado en México, dijo que los escritores se autocensuran porque creen que la sociedad rechazará sus tramas. El creador de Soy tu fan prepara ahora Desenfrenadas, una serie de mujeres jóvenes –millennials, las describió—con sexo y drogas. “Se ha abierto una ventana para hablar de temáticas de las que antes no se podía hablar. Ahora es el momento de hacer contenidos auténticos que enganchen”.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS