Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Extraño

Curiosamente la manifestación callejera con pancartas que hablaban de mafias y, previamente, insultos de fascistas, conformaba un escenario de investidura perfectamente extrapolable a la de, por ejemplo, el venezolano Maduro.

Extraño

Días extraños, la película de la estupenda Kathryn Bigelow, sirve de título para los últimos tres días de la actualidad nacional televisiva, una actualidad que comienza un jueves con un debate de investidura atípico (rifirrafes agresivos, salidas en bloque del hemiciclo y algún pareado gracioso) pero con un final previsible: la no investidura del candidato.Ayer, y también con un resultado previsto, se eligió al presidente del Gobierno. Curiosamente la manifestación callejera con pancartas que hablaban de mafias y, previamente, insultos de fascistas, conformaban un escenario de investidura perfectamente extrapolable a la de, por ejemplo, el venezolano Maduro. Si se le quita el sonido a las retransmisiones de la utilización de la calle y de la tensión parlamentaria, nos encontraríamos con que los que se manifiestan allá aplaudirían acá, y viceversa. Los extremos son, al parecer, intercambiables. Antena 3, por su parte, vivía el viernes su cara y su cruz: el concurso Tu cara me suena, arrasó en audiencia (3.039.000 espectadores), con un añadido: imitaciones de Lana del Rey, Alicia Keys, Tina Turner y Antonio Vega, el concurso llegó a lo más potente y sofisticado del siglo XXI. ¿La cruz?: el anuncio del cierre del empalagoso programa El amor está en el aire (1.149.000 espectadores, su mínimo), a las cuatro semanas de emisión. Al parecer no está el tiempo para excesos de sirope.

  La 1, que cumplió 60 años de aquella primera emisión, ocupó el último lugar en el mejor horario de la noche del pasado viernes, si bien es verdad que sus orígenes no fueron tampoco para tirar cohetes. Las primeras palabras que se escucharon en los 600 televisores que había en España fueron las del ministro Arias Salgado: “Hoy, día 28 de octubre, domingo, día de Cristo Rey, a quien ha sido dado todo poder en los Cielos y en la Tierra, se inauguran los nuevos equipos y estudios de la Televisión Española ...¡Viva Franco!, ¡Arriba España!”.