Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aire fresco en los premios Emmy 2016

Los galardones abren la puerta a nuevas caras y apuestan por la diversidad racial

Emmys 2016
Rami Malek, ganador del Emmy al mejor actor de drama por 'Mr. Robot'. Chris Pizzello/Invision/AP

Los premios Emmy no se caracterizan precisamente por ser sorprendentes o por dar entrada a novedades. Pero los galardones de este año se han saltado esa regla.

Aunque en los premios gordos (mejor drama, mejor comedia y mejor miniserie) todo ha ido según el guion, con galardones a Juego de tronos, Veep y The People v. O.J. Simpson: American Crime Story, las categorías interpretativas han traído sorpresas tanto en comedia como en drama. Que Rami Malek (Mr. Robot, Movistar Series) y Tatiana Maslany (Orphan Black, Netflix) se hayan impuesto a nombres como los de Kevin Spacey, Matthew Rhys, Viola Davis o Robin Wright es cuanto menos sorprendente. Malek interpreta en Mr. Robot a un hacker con una personalidad complicada que se va desvelando más compleja aún según avanza la serie. Por su parte, Maslany ha recibido el reconocimiento por fin a un trabajo descomunal en Orphan Black dando vida a varias clones de la protagonista de este thriller de ciencia ficción. Galardones sorprendentes no por la falta de méritos de ambos actores, sino por el poderío de los nombres a los que se enfrentaban.

Tatiana Maslany, mejor actriz de drama por 'Orphan Black'.
Tatiana Maslany, mejor actriz de drama por 'Orphan Black'. REUTERS

También sorprendente ha sido el premio de Ben Mendelsohn por su papel en Bloodline (Netflix), mientras que Maggie Smith ha recibido su último premio por dar vida a la condesa viuda de Grantham en Downton Abbey (Movistar Series). Entre los dos han dejado a los cinco actores de Juego de tronos nominados sin ningún Emmy. Las categorías interpretativas se le resisten todavía a la fantasía épica de HBO. Solo Peter Dinklage, en dos ocasiones, ha logrado subir al escenario del teatro Microsoft a recoger un Emmy. Claro que a Juego de tronos (Movistar Series), ya la serie más laureada de la historia de los premios, eso le debe dar igual.

Las categorías interpretativas de comedia también han traído aire fresco con Louie Anderson (Baskets) y Kate McKinnon (Saturday Night Live) a unos premios que suelen entregarse con el piloto automático encendido. Y no por esperados son menos refrescantes los premios de los actores de las miniseries, con la apabullante The People v. O.J. Simpson (en 2017, en Netflix), que ha dado tres galardones a sus actores, y el Emmy a Regina King por segundo año consecutivo por American Crime (Movistar Series). 

Frente a los pasados "Oscar muy blancos", la televisión ha vuelto a reivindicarse como un medio en el que la diversidad se refleja mucho mejor, un medio más pegado a la realidad social. Los Emmy han dado buena cuenta de ello. El premio al mejor guion de comedia fue a parar a dos hombres de origen asiático, Kelvin Yu y Aziz Ansari, y precisamente por un capítulo de Master of None (Netflix) que trataba las diferencias entre ellos, estadounidenses, y sus padres inmigrantes. Jeffrey Tambor aprovechó la recepción de su premio por Transparent (Movistar Series) para reclamar más visibilidad para los transgénero en la televisión. Y entre los actores premiados, tres son negros —Regina King, Sterling K. Brown y Courtney B. Vance—, a los que se suman el mejor programa de sketches, Key & Peele

Alan Yang y Aziz Ansari, creadores y guionistas de 'Master of None'.
Alan Yang y Aziz Ansari, creadores y guionistas de 'Master of None'. Chris Pizzello/Invision/AP

Pero los premios Emmy no solo muestran el cambio en la televisión con una mayor diversidad racial y sexual. También se ha apuntado a la revolución en su forma de consumirse y distribuirse. Las series ya no son solo de televisión. Plataformas como Netflix o Amazon dieron hace poco tiempo una patada en la puerta de los premios y ahora ya entran hasta la cocina tratando de tú a las producciones de los canales de cable y de televisión en abierto. En el cómputo total de los Emmy 2016, Netflix ha sumado nueve estatuillas y Amazon otras seis. Las dos plataformas se han colado entre las cinco cadenas más premiadas. A Netflix solo la ha superado la todopoderosa HBO, con 22 premios, y FX, que este año ha puesto contra las cuerdas a HBO y ha logrado 18 galardones, espoleada sobre todo por el poderío de The People v. O.J. Simpson.

Los Emmy 2016 se han atrevido a romper con lo esperado, y eso siempre es de celebrar en unos galardones que, con demasiada frecuencia, huelen a rancio.

Más información