El duro trabajo de examinar la vida

Andrew Daly encarna en ‘Review’ a un peculiar crítico sometido a las ocurrencias de los espectadores

Forrest MacNeil es crítico. Pero no un crítico cualquiera. Se dedica a evaluar experiencias vitales. ¿Cómo sería ir al espacio, cometer un crimen, participar en una orgía o comer 30 tortitas? Los espectadores de su programa de televisión lanzan la propuesta, por muy absurda o loca que pueda parecer, y él comprueba lo que se siente para terminar puntuando la experiencia con hasta cinco estrellas. "No tiene miedo a hacer nada, y aunque lo tuviera, hará cualquier cosa que le digas porque es irresponsable, narcisista y está cegado ante los riesgos y las consecuencias de sus actos", explica Andrew Daly, protagonista, cocreador y guionista de Review, comedia cuya primera temporada emite Movistar Series (sábado, 21.10). "Al mismo tiempo que hace críticas de la vida, destruye su propia vida", continúa Daly.

Cada capítulo de 20 minutos, presentados como si se tratara de un programa de docurrealidad, sigue los pasos de Forrest mientras vive las experiencias que le proponen sus espectadores. Algunas de ellas marcarán su vida de forma permanente. "Las experiencias son acumulativas, lo que hace en cada capítulo tiene un impacto tremendo en su vida", explica Daly, que destaca que, frente a la serie australiana en la que se basa, la estadounidense ha optado por un tono más oscuro. "Diría que la crítica más dura que tiene que hacer es divorciarse de su mujer sin dar ningún motivo. Porque se supone que si se dice a alguien que lo que hace es para un programa de televisión, no está viviendo la experiencia de forma genuina. No puede decir que es para un programa pero tampoco puede dar ningún motivo porque está felizmente casado. Es muy cruel para él y su pobre mujer", cuenta Daly entre risas en conversación telefónica con EL PAÍS.

La pregunta para una persona cabal es evidente: ¿por qué Forrest no se niega a hacer alguna de esas críticas? Al fin y al cabo, solo es un programa de televisión... "Creo que no lo hace porque su optimismo es tremendo y no es capaz de ver dónde van a ir las cosas. Y porque sus espectadores le piden que lo haga, y es algo importante para él. Cree que sus respuestas tendrán un valor tremendo para el mundo", dice Daly.

Aunque parece improbable que pudiera existir en la televisión real un programa como el que muestra esta serie, Daly sí encuentra algún referente audiovisual. "Por ejemplo, Morgan Spurlock, el responsable del documental Super Size Me (en el que se alimentaba durante 30 días solo de productos de McDonalds), tiene una idea bastante parecida, aunque él no está determinado por una audiencia y tiene la opción de decidir qué hacer y qué no. Pero un programa como este... no creo que alguien estuviera dispuesto a hacerlo".

Con dos tandas de capítulos ya emitidas en Estados Unidos y una tercera en preparación, Review se ha unido a la nueva ola de comedias que se salen de la norma y que forma parte de lo que muchos expertos califican como una edad dorada para la comedia televisiva. "Estamos viviendo un gran momento, pero no solo en comedia, también en drama. Creo que la clave es que se está dejando a los creadores hacer su trabajo. Para mí es emocionante ver series como You're the worst (en España, Eres lo peor), Mr. Robot, BoJack Horseman... y que nosotros podamos estar ahí también. Estoy muy orgulloso de lo que hemos logrado", concluye Daly.

Series sin etiquetas

Cada vez es más complicado calificar determinadas ficciones televisivas con el nombre de drama o comedia. Aunque Review es claramente una comedia, buena parte de la carga humorística que tiene nace del drama que soporta su protagonista. "Lo único para lo que importa etiquetar algo como comedia o drama es para reducirlo a una palabra", concuerda Andrew Daly. "Una serie como Orange Is the New Black, ¿es comedia o es drama? Desde el punto de vista creativo no importa. Lo que importa es sorprender. Me ocurre todo el rato que la gente me dice "este capítulo es muy triste", y para mí es totalmente cómico. Las fronteras entre comedia y drama se están haciendo cada vez más borrosas", defiende el actor.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50