Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las series que vemos en menos tiempo, según Netflix

Los 'thrillers' se consumen más rápidamente que los dramas políticos y las comedias irreverentes

Imagen promocional de 'Breaking Bad'.
Imagen promocional de 'Breaking Bad'.

¿Qué series se ven en menos tiempo? ¿A qué nos enganchamos más, a House of Cards o a Orange Is the New Black? Netflix tiene la respuesta en un estudio en el que desvela algunos de los datos sobre el consumo de las series en su plataforma. 

Para conseguir conocer mejor los gustos de sus usuarios, Netflix ha analizado los datos de su plataforma a nivel global (tiene más de 81 millones de usuarios en más de 190 países) y cómo sus usuarios vieron la primera temporada de más de 100 series a lo largo de un periodo de siete meses (entre octubre de 2015 y mayo de 2016). Las cifras muestran que algunos géneros son más proclives al consumo en forma de maratón. El estudio refleja ciertos patrones, como que las series de terror y thrillers se ven en menos tiempo que los dramas políticos, que son consumidos de forma más pausada.

Según los datos de Netflix, las series de terror, thrillers e historias de ciencia ficción tardan una media de cuatro días en ser vistos a un ritmo de dos horas y media diaria. En esta categoría entrarían títulos como Breaking Bad, The Fall, The Walking Dead, American Horror Story, Scream, Orphan Black o Los 100.

Las series que vemos en menos tiempo, según Netflix

Algo más tiempo lleva a los usuarios ver series como Fargo, The Blacklist, Orange Is the New Black, Arrow, Daredevil o Jessica Jones, comedias dramáticas, series de crímenes y de superhéroes. Ver sus primeras temporadas les llevó a los espectadores una media de cinco días.

Las series que se ven con más calma son los dramas políticos, comedias irreverentes y dramas históricos, con los que los usuarios de Netflix emplearon una media de seis días en ver su primera temporada. Serían títulos como Unbreakable Kimmy Schmidt, House of Cards, El ala oeste de la Casa Blanca, Homeland, Mad Men, Narcos, Love o Arrested Development. Desde Netflix explican este consumo más reposado porque los espectadores necesitan más tiempo para digerir los chistes de este tipo de series o necesitan tomar un respiro entre capítulo y capítulo de un drama político con cierta densidad.

Sin embargo, el estudio no aclara si se ha tenido en cuenta la diferente duración de los capítulos (incluye series de media hora y de una hora de duración en la misma categoría) o el número de episodios de que se compone esa primera temporada.

Estos resultados demuestran que, efectivamente, cuando un espectador tiene a su disposición toda la temporada de una serie, prefiere verla en forma de maratón. De hecho, en Netflix aseguran que sus datos prueban que las siguientes temporadas son consumidas incluso más rápidamente que las primeras.

Más información