Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Penny Dreadful’, el desafío y la pasión de Paco Cabezas

El sevillano dirige cuatro capítulos de la tercera temporada de la serie de terror gótico

Penny Dreadful es oscura, violenta, pasional, gótica. La producción que emite Canal + Series (lunes, 23.40) reúne a diferentes personajes de la literatura clásica de terror, monstruos reinventados para la ocasión cuyas historias se cruzan con las de otros seres que luchan contra sus propios demonios interiores. A pesar de su atmósfera victoriana y muy británica, Penny Dreadful tiene importantes conexiones con España. Juan Antonio Bayona fue su primer director, encargado de dotar a la serie de su particular tono. En la tercera temporada, ha tomado su relevo el sevillano Paco Cabezas, que dirige cuatro de los nueve capítulos. Además, para algunas escenas de esta temporada la serie ha viajado hasta el desierto de Almería para trasladar a los personajes al lejano oeste.

"Como grabamos en Dublín, buscábamos una localización que no estuviera muy lejos. Necesitábamos un lugar donde brillara el sol, con cielos azules y desierto. En Almería se grabaron un montón de westerns, así que pensamos que era el lugar perfecto", explica a EL PAÍS uno de los productores ejecutivos de la serie, Chris King. A Paco Cabezas llegaron a través de su película Carne de neón. Como cuenta King, pensaron en él para dirigir capítulos de la segunda temporada, pero Cabezas estaba grabando su película Mr. Right. Por lo que finalmente su participación fue en esta tercera entrega.

El director sevillano se confiesa fan de la serie desde sus comienzos. "Es como si fueran mi familia, como una familia de freaks que se aman pero se odian. Conecto mucho emocionalmente con esta historia", explica Cabezas, entrevistado por este diario. Aunque su participación inicialmente iba a ser para dos capítulos, de repente se encontró dirigiendo otros dos más. "Me dijeron que habían tenido unos problemas logísticos y se habían quedado sin director para los capítulos 7 y 9 y que Eva [Green] estaría encantada de que hiciera el último. Me dieron los guiones y me dejaron media hora para pensarlo". Pero era una oferta que no podía rechazar.

‘Penny Dreadful’, el desafío y la pasión de Paco Cabezas

"Fue un reto porque el capítulo final técnicamente es muy espectacular. Fue un desafío técnico y emocional porque para los fans de la serie ese capítulo va a ser muy importante, cierra un círculo. Llega a unos niveles que son como la Boda Roja de Juego de tronos. Es una de las cosas más bellas, dramáticas y potentes que he rodado nunca, aunque no puedo decir por qué". Su contrato de confidencialidad se impone cada pocos minutos en esta charla, reteniendo todo lo que Cabezas querría contar y no puede aún. Lo que sí detalla es el que, para él, es uno de los planos más bonitos que ha rodado y que, paradójicamente, incluye a un hombre siendo degollado y una serpiente cortada por la mitad. Pertenece al quinto capítulo y fue para Cabezas todo un reto técnico que rodó a 1.000 fotogramas por segundo para lograr el efecto que quería. Del sexto (que se emite esta noche) destaca un tramo con varios minutos sin diálogo y al estilo western.

En Penny Dreadful, Cabezas ha podido dirigir a actores como Eva Green, Timothy Dalton o Josh Hartnett. La fuerza de la interpretación de la actriz que da vida a Vanessa Ives destaca cada temporada, y en la tercera entrega no es menos. "Eva es un superordenador. Es muy apasionada en lo que hace pero cada toma suya es perfecta. Además, es encantadora. La primera vez que estuve a solas con ella me dio por hablarle de gotelé porque estaba haciendo reformas en su piso de París. Debió pensar que era un friki", confiesa.

‘Penny Dreadful’, el desafío y la pasión de Paco Cabezas

El realizador español recuerda cómo fue su aterrizaje en Penny Dreadful. "Llegué al estudio y me hicieron un tour por los decorados. Imagínate como fan de la serie entrar en la mansión, en el laboratorio de Frankenstein, en el de Jekyll... Estaba como un niño en Disneylandia", rememora. Pronto contagió de su optimismo y su energía a los actores. "Notaba que estaban física y emocionalmente exhaustos. Pero fue muy bonito llegar con mi energía positiva y transmitirles que debían aguantar porque iba a merecer la pena. Esa bocanada de aire fresco les vino muy bien, porque en la recta final sufren a cascoporro".

Acostumbrado a pelear en el mundo del cine independiente, Cabezas ha descubierto aquí un mundo diferente y con grandes posibilidades técnicas. "Aquí tenía grúa todos los días. En el cine español eso como que no". También era su primera experiencia en una serie, donde todo está supervisado por el showrunner, John Logan en este caso. "En el cine independiente, te pasas un año de tu vida rodando una película, haciendo pases... Esto es más como un asesino profesional: llegas, ruedas de tal a tal fecha, haces el mejor montaje posible y llega un momento en que dices 'ahí os quedáis'. Hay algo muy liberador en no tener que llevar el niño de la mano durante todo el proceso".

‘Penny Dreadful’, el desafío y la pasión de Paco Cabezas

Tras esta experiencia, lo que más le gustaría es repetir si hay una cuarta temporada. "Lo hemos hablado y yo estaría encantado de volver". Aunque ahora tendrá su agenda apretada con otras dos series. "Pero si hay una cuarta temporada lo quito todo de en medio y voy ahí. Si pudiera escoger una serie para hacer, sería esta. Ni Juego de tronos ni nada, no tengo ningún interés en dragones". Él se queda con los vampiros y las almas atormentadas de Penny Dreadful.

Más proyectos televisivos

Con Penny Dreadful, Cabezas ha puesto un pie en las series estadounidenses y parece que va a seguir por ese camino. En breve se marcha a Vancouver a rodar dos capítulos de Dirk Gently, serie de Max Landis protagonizada por Elijah Wood y que Cabezas describe como "una especie de Sherlock mezclado con Doctor Who y con un tono a lo Gran Lebowski. Tiene muchos personajes, una trama muy loca, referencias de ciencia ficción... ".Antes de fin de año también grabará el capítulo final de temporada de otra serie de AMC de la que no da título.

"La actividad ahora está en las series. Los guiones que me llegan de cine normalmente no son muy brillantes, hay que trabajarlos mucho. Pero la creatividad en las series es alucinante. Es un campo de cultivo brutal para cualquier director que quiera hacer algo diferente".

Más información