Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

En la nueva temporada de ‘Wild Frank’ hay dragones

Frank Cuesta regresa a Discovery Max con una nueva entrega de episodios

Frank Cuesta se ha propuesto demostrar que los dragones existen en la nueva temporada de Wild Frank, que regresa a Discovery Max este domingo a las 21.30, con la sexta entrega de episodios de la serie. Nueva York, el Museo del Prado en Madrid y diversas localizaciones de Tailandia e Indonesia forman parte de la particular 'ruta del dragón' que el intrépido herpetólogo recorrerá esta temporada.

Según Cuesta, la nueva entrega "está dirigida a un público de gente normal, no de amargados" y ha asegurado que va a gustar especialmente a los niños: "Hemos cogido un dragón y lo hemos deshecho en partes. Después, hemos relacionado cada parte con un animal diferente que la representa, y eso mola mucho. Sobre todo para los chavales". Así, el programa reconstruirá al mítico animal a través de los principales rasgos de otras especies: alas de murciélago, ojos de serpiente, piel de lagarto, o mordeduras de víbora.

Cuesta tiene claro de dónde viene la fascinación por los dragones: "Es todo lo que nos da miedo, son los tabúes de los animales, las arañas, los escorpiones, los animales que siempre han dado miedo se representan todos unidos en un animal, y también viene un poco de los dinosaurios".

El aventurero y presentador explica por teléfono a EL PAÍS que "siempre hay cosas nuevas y animales que no hemos visto. En esta serie vamos a ver a algunos que nunca se han grabado, pero ni en la tele ni en ningún sitio".

Contra el tráfico de animales

La sexta temporada de Wild Frank en Discovery Max tendrá, por primera vez, un episodio completo para mostrar la lucha contra el tráfico ilegal y el maltrato de especies que Frank y sus compañeros llevan a cabo desde la asociación que han fundado en Bangkok y que se dedica a rescatar, rehabilitar y liberar a animales.

"Es lo mismo que hago en mi vida cotidiana, pero ahora lo sacamos en televisión", comenta Frank. El objetivo es que el público conozca cómo funciona esta industria clandestina que mueve millones y concienciar sobre la explotación y el maltrato animal para educar en el respeto y la defensa de muchas especies, algunas de ellas en grave peligro de extinción. "Siempre digo que los animales no tienen abogado. A veces nos la jugamos por salvarlos , pero cuando logras liberar y recuperar al animal ves que todo el esfuerzo ha merecido la pena", afirma Frank.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >