Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi la mitad de los españoles consume televisión a la carta

Las películas y las series son los programas más vistos en vídeo bajo demanda

Una familia ve en la televisión una de las series de Netflix.
Una familia ve en la televisión una de las series de Netflix.

La televisión a la carta ha cambiado los hábitos de consumo televisivo. Aunque la cita ante el televisor para ver un programa determinado a la hora que la cadena elige todavía es una práctica habitual, cada vez más espectadores prefieren ver las películas, series o cualquier otro programa cuando, donde y como quiere.

Según un estudio de la consultora Nielsen, el 47% de los encuestados españoles consumen vídeo bajo demanda. Eso sí, solo el 25% lo hace de forma diaria. Se trata de un dato en línea con la tendencia en Europa, donde la mitad de los espectadores ya elige la televisión a la carta para consumir sus programas favoritos.

En cuanto a los espacios que más se consumen en este tipo de televisión, las películas son el producto favorito. Dos de cada tres encuestados asegura ver filmes en el momento en que ellos eligen. Muy cerca de las películas se encuentran las series, que los españoles siguen a la carta en un porcentaje notablemente más elevado que la media europea: 61% frente a 39%. Dos de las principales ventajas que ven los españoles en el consumo de vídeo a la carta, de hecho, son la posibilidad de visualizar los programas cuando quieren o pueden (78%) y poder ver todos los episodios de una serie del tirón, los famosos maratones de series (65%).

El estudio también refleja los dispositivos más habituales para el visionado de televisión a la carta. El ordenador (82%) encabeza la lista, seguido por el móvil (50%), la tableta (40%) y la smart TV (38%).

Ante este nuevo panorama, el informe también recoge los nuevos retos de una publicidad que tiene que buscar nuevas vías para llegar a su público objetivo. Al 60% de los espectadores les gustaría ver solo anuncios de productos que les interesen. "La tendencia en el consumo de televisión es la personalización. Queremos ver solo los programas que nos gustan y cuando mejor nos convenga. La publicidad tiene aquí el reto de llegar en el momento preciso al consumidor adecuado", dice Francisco Bernabé, Media Analytics de Nielsen.

Los datos globales de este estudio, que se llevó a cabo en 61 países de todo el mundo, muestran que la televisión a la carta está más implantada entre las generaciones más jóvenes. El 31% de los espectadores entre 15 y 34 años aseguraron que pagan por ver contenido en Internet. En esa franja de edad, el 40% de los encuestados que tienen contratada televisión de cable o por satélite tiene planeado abandonar ese servicio en favor de la televisión por Internet.

Más información