Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Daredevil’, como héroe con traje nuevo

El protagonista de la serie de Netflix habla sobre su segunda temporada y el éxito de la primera

Primer tráiler de la segunda temporada de 'Daredevil'. Netflix

Charlie Cox (Londres, 1982) aceptó formar parte de Daredevil porque “los guiones eran potentes”. Sólo necesitó leerlos para darse cuenta de que la adaptación que Netflix preparaba del superhéroe de Hell’s Kitchen no era como la película que Ben Affleck había protagonizado en 2003 con tan mal resultado. “No la ignoré cuando me preparaba para el papel, la vi y me gustó el Matt Murdock de Affleck, pero creo que el tono y la película eran confusas. Affleck y Colin Farrell estaban en películas diferentes, no les culpo”, dice Cox, protagonista de la serie cuya segunda temporada está disponible desde hoy en Netflix.

Él sabía que el tono y el ritmo de su serie estaban mucho más claros. Daredevil es oscura y real, callejera y física. Como los cómics. Por eso, el día de esta entrevista, durante la Comic Con de Nueva York, cientos de fans hacían cola durante horas para saludar al nuevo Hombre sin miedo. “Entiendo su pasión y su obsesión por los superhéroes”, dice el actor londinense. “A mí me pasa lo mismo con el fútbol. Si mi equipo pierde, me arruina el día y ya no quiero hacer nada. Leo todo lo que dicen del partido, y veo todo, y me enfado. Si lo pienso, es patético, son tipos dando patadas al balón, pero por eso les entiendo. Quizá por una final de la Champions sería capaz, como ellos, de estar horas esperando”.

‘Daredevil’, como héroe con traje nuevo

Ahora que estrena la segunda temporada, la presión por seguir contentando a esos forofos, lejos de acabarse, ha crecido. “El desafío es si podemos igualar lo que logramos con la primera temporada, porque hay muchas cosas que ya no aparecen en la segunda”, cuenta Cox. “En la primera se establecía el tono, presentamos a los personajes, sus relaciones, las dinámicas, vimos el nacimiento de un héroe y un antihéroe… Esta temporada, obviamente, tiene que centrarse más en el argumento porque ya hemos contado todo eso. Los guiones son auténticos. Es un gran viaje, completamente distinto”.

Si en la primera, Matt Murdoch aún luchaba consigo mismo por saber si quería este papel de vigilante y por determinar hasta dónde podía llegar, “en el principio de la segunda encontramos un hombre que ha conseguido lidiar con todo eso”, continúa Cox. “Ha tomado la decisión de meterse en esta vida, hasta que aparece Frank Castle y vuelve a cuestionarse todo”.

Con Wilson Fisk entre rejas, Daredevil tiene nuevo enemigo, Frank Castle, conocido como El Castigador e interpretado por Joe Bernthal. Y nueva pareja, Elektra (Elodie Yung), que también le revivirá sus debates morales. Las peleas prometen encarnizarse y multiplicarse con estos dos nuevos personajes. “Me hago daño muchas veces”, se ríe Cox, después de que la noche anterior, en el rodaje, media docena de ninjas le dieran una paliza. “Lo grabamos desde diferentes ángulos, así que dos minutos de lucha a lo mejor son dos días de rodaje. Y a la mañana siguiente no me puedo levantar de la cama”.

Pero por suerte en esta temporada cuenta con algo de ventaja: un traje nuevo. Un traje de profesional, nada de parches cosidos a mano. “Visualmente es mucho más alucinante, y, sobre todo, es más práctico”, vuelve a reírse. “Antes necesitaba ayuda para ponérmelo, ahora me lo puedo poner yo solo. Es más funcional”.