Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Trapped’, el nuevo éxito del ‘nordic noir’ surgió de Islandia

La serie, emitida con subtítulos en Reino Unido, se ha despedido convertida en un nuevo fenómeno

Olafur Darri Ólafsson, protagonista de 'Trapped'.
Olafur Darri Ólafsson, protagonista de 'Trapped'.

A la par que las grandes cadenas generalistas británicas proseguían su acerado pulso para atraer a la audiencia del fin de semana con grandes superproducciones, una propuesta casi silenciosa procedente de la gélida Islandia y servida con subtítulos conseguía en la noche del pasado sábado retener en el sofá a un millón de televidentes de BBC4 en su grand finale. Todo un éxito, considerando la cuestión idiomática en un ámbito lógicamente dominado por las producciones anglosajonas y sobre todo la nula publicidad previa que mereció la serie Trapped, aunque no tan novedoso porque calca la estela de otros hitos internacionales del nordic noir como The Killing o The Bridge. Los avatares del jefe de policía de un pueblo aislado entre las nieves cuando se produce un asesinato tiene los visos de convertirse en uno de los títulos más deseados del mercado internacional.

Encarnación del inspector Andri que protagoniza Trapped (Atrapados), la enorme y barbuda humanidad del actor Olafur Darri Ólafsson ya ha sido bautizada en el Reino Unido como la del atípico y nuevo sex symbol de la pequeña pantalla. Un personaje que acarrea un complicado equipaje personal mientras lidia con el hallazgo de un cadáver mutilado y arrojado a las aguas del fiordo supuestamente desde uno de los ferries turísticos que recalan en su pequeña y aislada población. La naturaleza hostil, tanto como los sucesivos crímenes que nutren el argumento, confrontan al policía y a su ayudante Himika (otro de los hallazgos de la serie, interpretada por la actriz Ilmur Kristiándóttir) en la resolución de un caso que también abarca el tráfico de seres humanos, la corrupción política y el abuso doméstico en una comunidad muy cerrada al ojo ajeno.

Creada y dirigida por Baltasar Kormákur, la primera temporada integrada por diez capítulos, logró capturar a cinco millones de seguidores en su estreno francés a cargo de France2, después de que su presentación del pasado otoño en el Festival de Toronto ya concitara una atención unánime. Un ambiente claustrofóbico, marcado por el aislamiento montañoso de la localidad pesquera de Seyoisfjörour, a la que la climatología adversa priva temporalmente de las comunicaciones modernas, enmarca las investigaciones del reducido equipo de la policía local que protagoniza la primera superproducción televisiva financiada en Islandia.

De la mano de una trama oscura que no hace fáciles concesiones a la galería (tal y como lamentaron en su momento tantos fans de The Bridge o The Killing), y que incluye las secuelas de la crisis financiera de 2008 en el hasta entonces considerado oasis islandés, Trapped presenta como principal cartel a un actor protagonista, Olafur Darri Ólafsson, que si bien todavía semidesconocido para el gran público internacional ya ha participado en algunas producciones hollywoodenses para el cine y también en las tablas de la Royal Shakespeare Company. En el Reino Unido, se ha convertido en hoy en el actor más reclamado por los medios.

Más información