Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Alcántara prueban suerte en ‘Un, dos, tres’

‘Cuéntame cómo pasó’ rinde homenaje al programa y a su creador, Chicho Ibáñez Serrador

El 'Un, dos, tres' en 'Cuéntame'
Ana Duato e Imanol Arias, en el capítulo de esta noche de 'Cuéntame'.

"Ellos son Mercedes Fernández y Antonio Alcántara, son matrimonio y residen en el barrio de San Genaro de Madrid". Así presenta una azafata del Un, dos, tres a los protagonistas de Cuéntame cómo pasó, que en el capítulo de esta noche (TVE-1, 22.15) , participarán en el icónico concurso televisivo. Los Alcántara necesitan dinero para comprar la bodega y a su hija María se le ocurre que una forma rápida y divertida puede ser el Un, dos, tres. "Es un concurso que es como los ojos del Guadiana, saliendo y escondiéndose a lo largo del tiempo. Pero en el 84 está muy fuerte", explica Agustín Crespi, director del capítulo de esta noche, concebido como un homenaje al mítico concurso y a su creador, Chicho Ibáñez Serrador.

Así que, mientras que Toni sigue investigando los GAL y tras la foto que confirme la relación de Isabel Preysler y Miguel Boyer, Inés acude a una prueba para el rodaje de La vaquilla y Carlos se lanza a la carretera hasta encontrarse con la utopía de Marinaleda, los personajes de Imanol Arias y Ana Duato recorrerán los pasillos de los estudios de Prado del Rey, a donde se desplazó el equipo de la serie para grabar algunas escenas de este episodio. En pleno ataque de pánico por el temor a hacer el ridículo, Antonio y Mercedes conocerán a Chicho.

"La mayor parte de los estudios permanecen igual que en aquella época. La decoración interior, los pasillos, la sala de maquillaje... Y en el departamento de corpóreos conservan muchas cosas del Un, dos, tres", cuenta Crespi. Con ese material se pudo reproducir los platós originales para la grabación de un capítulo en el que también se juega con la "técnica Forrest Gump", como se refieren en la serie a la inclusión de los actores en imágenes de archivo, técnica que hace posible que los Alcántara se sitúen en la ficción al lado de la presentadora Mayra Gómez Kemp.

Detrás de este capítulo homenaje se encuentra también el guionista Joaquín Oristrell. Incorporado a Cuéntame en esta temporada, Oristrell empezó su carrera como guionista en el Un, dos, tres en la misma época que refleja la serie. Él se encargaba de escribir las letras de las canciones, los chistes de los actores..., mientras que Luis Murillo preparaba las preguntas de la primera parte del concurso.

Recreación del plató del 'Un, dos, tres' para la serie 'Cuéntame'.
Recreación del plató del 'Un, dos, tres' para la serie 'Cuéntame'.

Oristrell, que permaneció en el programa durante "dos o tres temporadas", lo recuerda con mucho cariño. "Teníamos una reunión los viernes con los diferentes departamentos y Chicho planteaba el tema del próximo programa, la escaleta, y hacíamos una lluvia de ideas. En el fin de semana nos reuníamos para los sketches y el programa quedaba planteado entre viernes, sábado y domingo", cuenta a EL PAÍS el guionista, que tiene muy buen recuerdo del trabajo con Chicho Ibáñez Serrador. "Sabe mucho de televisión y trabajar con él es un máster. Decían que en las grabaciones era muy severo, pero mi experiencia con él fue muy buena. Es una persona con mucho talento y creatividad".

Creado en 1972, y emitido durante diez temporadas en diferentes etapas en TVE, el Un, dos, tres es uno de los clásicos que permanece en la memoria de todos los televidentes. "En 1984 podía tener audiencias de 20 millones de espectadores. Era el tema de conversación de todo el mundo al día siguiente", recuerda Crespi, que da el crédito de ese éxito a su creador. "El Un, dos, tres es el reflejo de la magia de Chicho, su capacidad para convertir todo en una aventura, su realización mezclando imágenes de las reacciones del público, los personajes que rodean a los concursantes...", recuerda el director del capítulo.

Los Alcántara prueban suerte en ‘Un, dos, tres’

Esta noche Antonio y Mercedes tendrán que hacer frente a las preguntas del concurso ("un, dos, tres, responda otra vez"), una segunda eliminatoria en la que deberán vencer su sentido del ridículo (como hicieron Fernando Esteso y Rocío Dúrcal en el programa real, dedicado a las revistas del corazón, que se ha tomado como referencia para este capítulo) y se verá si terminan volviendo a San Genaro con la Botilde. Con la suerte de los Alcántara, todo es posible.

La televisión de entonces y de ahora

En realidad, el Un, dos, tres ya había aparecido en dos ocasiones anteriores en Cuéntame, pero nunca con Antonio y Mercedes como protagonistas ni haciendo una recreación tan cuidada.

¿Tendría hueco un programa como el Un, dos, tres en la televisión de hoy en día? Oristrell sí lo cree: "en realidad, si cruzas El hormiguero con Pasapalabra, te sale el Un, dos, tres, y son dos programas con un gran éxito de audiencia", explica el guionista, que destaca el esfuerzo de producción que suponía un concurso como el Un, dos, tres, que "se reconvertía cada semana. Aunque siguiera un mismo esquema, tenía decorados, coreografías y una propuesta diferente cada semana", cuenta Oristrell.

Más información