Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Bienvenida a su secuestro. Soy Kim Jong-il

Los excéntricos crímenes del régimen norcoreano, incluido el secuestro de cineastas, llegan a la literatura. Libros clave para adentrarse en el hermético país

Bienvenida a su secuestro. Soy Kim Jong-il

Entre las muy sorprendentes y extravagantes historias (que conviene pasar siempre por el tamiz del escepticismo) que emanan de la hermética Corea del Norte destacan los secuestros perpetrados por el régimen nacional-comunista en los setenta y ochenta. Son de película. Cazaban ciudadanos de Corea del Sur, Japón, Jordania, chinos de Macao… y los trasladaban a Pyongyang con la misión de que enseñaran sus lenguas, usos y costumbres a los espías norcoreanos. Los tentáculos llegaron hasta Europa. E incluso al Madrid de 1980, donde se evaporaron dos veinteañeros japoneses. Salvo para sus familias, aquel fue un rapto más. Hubo uno literalmente cinematográfico. Choi Eun-hee, la actriz surcoreana más famosa de la época, paseaba por una playa de Hong Kong en 1978 cuando unos tipos llegados en fueraborda la capturaron. Despertó en el camarote de un carguero. Supo en manos de quién estaba por el retrato del Eterno Líder en la pared. El hijo del fundador de la dinastía la recibió en tierra firme:

—Gracias por venir, madame Choi. Imagino que estará agotada. Permítame darle la bienvenida. Soy Kim Jong-il.

Así empezó un secuestro ideado por este sátrapa cinéfilo al estilo de los filmes de James Bond que tanto le entusiasmaban. El sueño que Kim logró hacer realidad incluyó secuestrar meses después al gran director de cine surcoreano del momento y exmarido de la actriz, Shin Sang-ok, para hacer de Corea del Norte una potencia cinematográfica.

El estadounidense Paul Fischer ha convertido esta historia, mencionada sucintamente en muchos escritos sobre el país más secretista del mundo, en la espina dorsal de Producciones Kim Jong-il presenta..., recién publicada en español. Ensamblado a partir de las biografías del cineasta y la actriz e infinidad de material publicado, ofrece al lector profano una aproximación centrada en el papel del cine en la propaganda norcoreana y la idolatría a los Kim.

Bienvenida a su secuestro. Soy Kim Jong-il

Kim hijo mimó a Choi aunque la mantuvo encerrada en mansiones lujosas mientras le imponía una reeducación ideológica y encarceló a Shin por su empecinamiento en intentar huir. Cuando por fin claudicó, en 1983, la pareja se reencontró y comenzaron a rodar siguiendo el guion escrito por el Amado Líder. Este enamorado del cine desde crío, escribe el autor, convirtió Corea del Norte en una “mastodóntica producción, su obra maestra” en la que sus compatriotas eran “personajes secundarios, accesorios. Prescindibles”.

La pareja rodó siete películas, dramas propagandísticos, un musical, el primer beso filmado en el país e incluso Pulgasari, la réplica norcoreana a Godzilla. Choi y Sin, que pasearon sus filmes por el bloque socialista, protagonizaron una huida típica de la guerra fría que culminó al otro lado del Telón de Acero.

—“Bienvenida a Occidente”, la saludó el funcionario de la Embajada de EE UU.

Era marzo de 1986.

Producciones Kim-Jong-il... es el último libro en español de la creciente oferta para adentrarse en este país de película. Aquí una selección de lecturas:

La mirada del extranjero

North Korea Confidential (Corea del Norte confidencial), escrito por sendos corresponsales de The Economist y Reutersen Seúl, es un retrato con información propia, incluidas fuentes en la élite de Pyongyang, sobre los mercados privados, las tendencias de moda, los campos de prisioneros... la vida cotidiana de los norcoreanos. Centrada en los profundos cambios derivados de la hambruna de los noventa revela que la mayoría de los 25 millones de habitantes vive de ingresos capitalistas, ha visto telenovelas surcoreanas y escuchado pop del vecino/enemigo del sur. Argumentan que no son “robots que viven simplemente para servir a su Amado Líder”.

Una periodista que se hizo pasar por profesora permite escrutar cómo se forma la élite en Sin ti no hay nosotros. Cuenta su experiencia en una universidad dePyongyang dirigida por cristianos evangelistas gustosamente aceptados por el régimen ateo a cambio de abstenerse de hacer cualquier proselitismo.

En Only Beautiful, Please. A British Diplomat in North Korea, John Everard describe un país que durante su estancia (de 2006 a 2008) había empezado a transformarse lentamente. No obstante, el embajador británico destaca que nunca pudo entrar en una casa privada sin sus escoltas oficiales, ni conoció a nadie que recordara cuándo pudo ducharse por última vez con agua caliente.

The Propaganda Game es un documental del cineasta español Álvaro Longoria al que el régimen autorizó rodar, en compañía de Alejandro Cao de Benós, el español que ejerce de embajador informal del régimen, durante varios días en el país, un material que completa con entrevistas a expertos, activistas de derechos humanos y periodistas en todo el mundo. Se estrenó en la última edición del Festival de Cine de San Sebastián. Cao, descendiente de nobles de Tarragona, ha publicado Alma roja, sangre azul.

Entre realidad y ficción

El otro gran protagonista de El Huérfano, una obra de ficción que ganó el Pulitzer en 2012, es el miedo atroz al castigo por los pecados propios, o los de un pariente, por el que cualquiera desconfía hasta de sus padres y sus hijos y teme incluso a sus pensamientos.

Bienvenida a su secuestro. Soy Kim Jong-il

Palabra de desertor

El más conocido es Evasión del Campo 14, escalofriante relato del único preso nacido en un campo de prisioneros políticos que ha logrado contarlo. El considerado por la ONU testigo número uno, Shin Dong-hyuk, admitió recientemente que había retocado algunos detalles de su historia después de que el régimen sacara a la luz a su padre para desacreditarlo. El documental Camp 14. Brutal control zone recrea la historia original con animación y entrevistas.

El primero que contó al mundo cómo era aquel infierno fue Kang Chol-hwang. Era un niño cuando en 1977 fue enviado con su privilegiada familia, vinculada al partido único, sin explicaciones a un campo de concentración. Aquella experiencia es la base de Los acuarios de Pyongyang. La autora de La chica de los siete nombres, también de familia privilegiada para los estándares locales, huyó por curiosidad hace 17 años. Tardó 14 años en reencontrarse con su familia.

Los clásicos

La única pega que se le podría poner a Querido líder es que fue publicado en 2009 (la traducción española es de 2011), cuando solo se intuían las transformaciones que germinaron en la hambruna. Barbara Demick, corresponsal entonces del LA Times en Seúl, entrevistó a un centenar de desertores de una misma ciudad, Chongjin, para radiografiar un país al que no podía viajar a través de seis historias personales como la de un ama de casa prorrégimen y su hija rebelde y emprendedora..

Bienvenida a su secuestro. Soy Kim Jong-il

Lo que distingue al académico Andrei Lankov de la mayoría de especialistas es que en los ochenta era un joven estudiante soviético en Pyongyang. Y además escribe en un inglés sazonado de ironía. El autor de The Real North Korea: Life and Politics in the Failed Stalinist Utopia, (La Corea del Norte real: Vida y política en la fallida utopía estalinista), profesor en una universidad de Seúl, es probablemente el experto más respetado en Occidente. En From Stalin to Kim Il-sung analiza la historia de este régimen salido de la Guerra Fría.

El cómic Pyongyang, es un detallado e imprescindible reportaje que el dibujante canadiense Guy Delisle hizo mientras trabajaba en una empresa norcoreana que hacía dibujos animados europeos. Es es una de las obras que más ha popularizado Corea del Norte.

La acusación

Y si alguien tiene la tentación de pensar que Corea del Norte es solo un chiste con aroma cinematográfico puede echar un vistazo al informe de la comisión de la ONU (también en español) que documenta supuestos crímenes contra la humanidad perpetrados por Kim Jong-un, su padre y su abuelo.

Producciones Kim Jong-il presenta... Paul Fischer. Traducción de Ferran Esteve. Turner. 400 páginas. 19,19 euros.

North Korea Confidential. Daniel Tudor y James Pearson. Tuttle. 224 páginas.

El huérfano. Adam Johnson. Traducción Carles Andreu. Seix Barral. 624 páginas. 22 euros.

Evasión del campo 14. Blaine Harden. Traducción de Alfredo Blanco. Kailas. 2014. 17 euros.

Pyongyang. Guy Delisle. Astiberri. 184 páginas. 18 euros.

Los acuarios de Pyongyang. Kang Chol-hwang. Amaranto, 2005. 256 páginas. 22 euros.

La chica de los siete nombres. Hyeonso Lee. Traducción de Isabel Margelí Bailo. Península, 2015. 384 páginas. 19 euros.

Sin ti no hay nosotros. Suki Kim. Traducción de Pablo Álvarez. 336 páginas. Blackie. 21 euros.

Querido líder. Barbara Demick. Noema. 384 páginas. 24 euros.

The Real North Korea. Life and Politics in the Failed Stalinist Utopia. Andrei Lankov. Oxford University Press, 2014. 336 páginas.