Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

25 años dando la cara por las noticias

Ana Blanco cumple un cuarto de siglo como el rostro de los informativos de TVE

Ana Blanco

“Impecable”. “Afable”. “Aplomo”. “La elegancia personificada”. “Capacidad de improvisación”. “Discreta”. “Perfecta para las noticias en directo”. Cuando se pregunta a los compañeros de Ana Blanco (Portugalete, Bizkaia, 1961) por las características que definen a la presentadora de los informativos de TVE solo tienen piropos para ella. Sus escasos defectos, dicen, quedan disimulados por sus virtudes.

El 15 de septiembre de 1990, Ana Blanco asomaba por primera vez en los televisores de los españoles para presentar el telediario de La 1 de aquel sábado. El pasado martes, cuando se cumplieron 25 años de ese momento, más de un centenar de sus compañeros se reunieron para felicitarla por su cuarto de siglo como referente de los informativos de la cadena pública.

“Es parte de la historia sentimental de esta casa, también entre sus compañeros. Todos, editores, cámaras, maquilladoras... tienen historias profesionales con ella. Termina poniendo cara al esfuerzo de mucha gente”, explica Fran Llorente, quien fuera director de Informativos de la cadena entre 2004 y 2012. "Es perfecta cuando ocurre un imprevisto de última hora. Y en noches electorales es capaz de cruzar datos rápidamente, se da cuenta de errores en directo y corrige sutilmente...", añade Llorente, que asegura que una de las cosas que peor lleva Ana Blanco es cometer un error.

Una de las parejas profesionales ante las cámaras más estables en TVE es la que forma con Jesús Álvarez. “Nos consideramos un matrimonio televisivo”, bromea el presentador de los Deportes. “Admiro de ella la capacidad que tiene para cambiar los textos del cue sobre la marcha y hacer que todo cuadre. Se lo veo hacer muchas veces; es admirable esa capacidad de improvisación”. Álvarez también destaca su control de los temas de los que habla ante las cámaras. "Es muy disciplinada y consciente de que tienes que saber lo que vas a contar. Siempre sabe salir elegantemente de cualquier situación", añade.

Sergio Sauca, quien también ha compartido mesa de trabajo con Blanco, recuerda que sus respectivos aterrizajes en TVE se produjeron con apenas unos días de diferencia. “Ha conseguido destacar desde la discreción y no llamando la atención. Mantenerte ahí con credibilidad a base de discreción es lo más difícil", dice Sauca. Para él, Blanco es "posiblemente la principal referencia de Televisión Española como presentadora, y no solo presentando informativos. Ha logrado esquivar los cambios de Gobierno, cambios de responsables en la cadena tan habituales en nuestro país... Y todo eso es muy difícil lograrlo sin un padrino. Para mí es una referencia porque ha demostrado que con profesionalidad se puede llegar”, explica Sauca. “Representa el espíritu de Televisión Española, que el equipo está por encima del jugador estrella”, concluye.

Matías Prats, con quien compartió muchos telediarios, no tiene más que buenas palabras para ella. “Es más seria que yo, formal, incluso cartesiana por el extremo de celo que pone en ser rigurosa. Pero también comprobé pronto que tenía una gran capacidad para asumir diferentes roles. No había divismos entre nosotros, pero se notaba que ella era la mejor de los dos”, recuerda el presentador de los informativos del fin de semana de Antena 3 y que trabajó con Blanco entre 1992 y 1998. "Desde el primer día nos llevamos muy bien. Aunque yo soy fácil de llevar, ella reconoció cómo soy rápidamente.

Su rigor y profesionalidad han hecho de Ana Blanco un referente también para nuevas generaciones de periodistas, como es el caso de Lara Siscar. “Por muchas horas que lleve en imagen tiene un control absoluto de todo. Eso se gana con la experiencia, pero también hay que tenerlo dentro de partida”, considera la presentadora del Telediario de La 1 en los fines de semana.

De su humor da fe Jesús Álvarez, quien suele compartir chascarrillos con Blanco cuando se dan paso en antena. “Nunca están preparados y ella tiene una capacidad de encaje asombrosa. Eso sí, cuando el martes le pusimos un vídeo de homenaje no sabía por dónde salir”. Ante el reconocimiento de sus compañeros, Blanco solo pudo mirar a la cámara y dar las gracias a los espectadores por dejarle “llegar a sus casas cada día”.

Recuerdos de un programa histórico

En estos 25 años, Ana Blanco ha tenido que hacer frente a noticias de última hora, debates políticos, noches electorales... Quizá uno de los momentos más complicados fue el que posiblemente sea el telediario más largo de la historia del canal: el del 11 de septiembre de 2001. Matías Montero, coeditor de aquel informativo sobre el atentado a las Torres Gemelas, señala la capacidad de Blanco para salir del paso ese día sin apenas información al principio, cuando aquello parecía el simple choque de una avioneta contra una de las torres. “Sin teletipos ni nada fue capaz de poner sentido y tranquilizar”, explica Montero, que se incorporó al equipo del telediario el día antes del ataque terrorista, el 10 de septiembre. "Habíamos puesto monitores para ver la competencia y la señal internacional y empezamos a ver el humo en una de las torres. Cuando todavía no teníamos información concreta tuvimos que ir salvando el informativo hasta que empezamos a tener testimonios e información", recuerda Montero, que destaca la capacidad de Ana Blanco de "establecer sentido solo con un dato".

Más información