Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Edurne hace las maletas rumbo a Eurovisión

La cantante viaja a Viena para representar a España en la final de Eurovisión

Edurne

Edurne no está nerviosa. O eso dice, pese a la vorágine que la rodea desde que se anunció que representaría a España en el festival de Eurovisión el próximo 23 de mayo. Pese a que hoy mismo ha protagonizado el último acto en Madrid antes de partir a Viena el día 16 para atacar la recta final del concurso. A su alrededor, todos hablan de ensayos continuos y actos de promoción. Ella insiste, con una sonrisa impecable: “No, no estoy nerviosa. Estoy deseando llegar al escenario y disfrutarlo”.

Podrá hacerlo pronto. El domingo le espera el primer ensayo (“¡a las 11 de la mañana, perfecto para la voz!”, ironiza la cantante), en el que se revelará alguna pista más del show final. Edurne se ha mantenido firme a las preguntas de los periodistas. Por ahora solo se sabe que la puesta en escena de Amanecer incluirá una coreografía con el bailarín italiano Giuseppe di Bella. La vocalista ha añadido que el montaje irá encaminado a que “todo el público, aunque no sepa castellano, entienda la canción”, lo que da a entender que la relación entre los intérpretes será un espejo de la letra del tema, una pieza de desamor. Del vestuario o la escenografía, nada se sabe: “Seré una chica con fuerza y desgarradora, acorde con la canción”, ha respondido Edurne eludiendo las preguntas a los periodistas.

La gala final estará integrada un especial de siete horas de duración (a partir de las 18.50), presentado por Anne Igartiburu y con las retransmisiones de Julia Varela y el eterno José María Íñigo. Lara Siscar, presentadora del Telediario Fin de semana, será quien reparta los 12 points otorgados en un 50% por el voto de los españoles y otro 50% por un jurado compuesto por Pastora Soler, Ruth Lorenzo, Daniel Diges, Rosa López y el productor Jacobo Calderón. La programación incluirá Eurovisión 60º aniversario, un programa realizado por la BBC con la participación de Loreen, Johnny Logan, Dana Internacional, Lordi y Conchita Wurst, entre otras estrellas de la cita, a las que se sumará Rosa López en representación de España.

Antes, TVE retransmitirá las semifinales: la primera, el día 19 (Moldavia, Armenia, Bélgica, Países Bajos, Finlandia, Grecia, Estonia, Macedonia, Serbia, Hungría, Bielorrusia, Rusia, Dinamarca, Albania, Rumanía y Georgia), y la segunda, el día 21 (Lituania, Irlanda, San Marino, Montenegro, Malta, Noruega, Portugal, República Checa, Israel, Lituania, Azerbaiyán, Islandia, Suecia, Suiza, Chipre, Eslovenia y Polonia). Ambas se podrán ver en La 2 a las nueve de la noche. España, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Australia (país invitado) y Austria (anfitrión) van directamente a la final.

Además, durante la próxima semana, el programa Edurnevisión (la misma etiqueta que se utiliza en las redes sociales) ofrecerá especiales el lunes, miércoles y jueves a la una de la tarde, con conexiones especiales y análisis. La web de RTVE ofrecerá, además, retransmisiones en directo más allá de la cobertura en televisión. El equipo de redes sociales de la cadena aspira a que Edurne sea la cantante más mencionada de los participantes, lo que engarza con el dato señalado por Federico Llano, subdirector de Festivales de la cadena: “El año pasado, entre los menores de 24 [la final] alcanzó el 45% de cuota”.

Edurne tampoco se ha querido mojar en su elección de favoritos: “Prefiero esperar a ver los ensayos”. José María Íñigo tampoco ha hecho apuestas personales, aunque sí ha señalado a Suecia, con la canción Heroes de Måns Zelmerlöw: “Los eurofans dicen que tiene muchas posibilidades, que les gusta mucho la canción”. Sobre las posibilidades de España, se ha mostrado esquivo: “Es diferente a todo lo que hemos enviado hasta ahora. A lo mejor con la diferencia viene el éxito. Porque no hay reglas en Eurovisión, porque la mejor canción no queda primera, ni la peor la última”. Entre broma y broma, el periodista ha sufrido un pequeño desliz. “¿Querrías que ganara Australia, para ir el año que viene”, le han preguntado. “No, yo querría que ganara Inglaterra para quedarme 10 días”, ha respondido Íñigo. “¡Pero bueno!”. Edurne no parecía contenta.

Más información