Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lobato pilota este año la F-1 desde Madrid

El periodista comandará las retransmisiones desde un plató en vez de acudir a los circuitos

Antonio Lobato

Un año más, y van 12, Antonio Lobato se pone al volante de la segunda retransmisión deportiva más seguida de la televisión, el Mundial de Fórmula 1. Eso sí, con algunos cambios, que el ganador de un Ondas en 2010 puso como condición para no abandonar el barco tras dar algunas señas de agotamiento en los últimos tiempos. Este año —posiblemente, el último de emisiones en abierto— el periodista dirigirá los programas desde uno de los platós de Antena 3 en San Sebastián de los Reyes.

“Lo dejé claro el año pasado. Necesitaba un cambio, tanto a nivel personal como profesional”, cuenta a EL PAÍS. “En el personal”, se sincera, “no estaba dispuesto a perderme más a mi familia. En lo profesional, había perdido la pasión, tenía que volver a sentir mariposas en el estómago. Me preguntaron si tenía algo en mente. Y así era”.

Desde su mesa, rodeado por varias pantallas, Lobato conectará con los circuitos de los 20 grandes premios del campeonato. Contará con el apoyo como copresentador de Pedro de la Rosa, quien, por primera vez, no tendrá la cortapisa de trabajar para una escudería a la hora de hacer sus análisis. Los otros presentes en el estudio serán Cristóbal Rosaleny, a cargo de los aspectos técnicos —“pero también las curiosidades, los diseños, el pasado y presente de la F-1”, matizó Lobato durante la presentación ante los medios—; Laura Simón, oteadora de redes sociales y enlace con los espectadores, y Roberto Brasero, el hombre del tiempo de la casa, quien abordará el clima que acompañará cada una de las carreras.

A pie de pista, ocupándose de las entrevistas y los reportajes, estarán Jacobo Vega y Lucía Villalón, la otra cara nueva del equipo.

Si Fernando Alonso fue quien, con sus acelerones, frenadas y derrapes, enganchó a millones de televidentes para que le siguiesen a bordo de su bólido por los circuitos de medio mundo, el también ovetense Antonio Lobato guió de la mano a aquella generación de neófitos. Ahora, aunque no esté presente para narrar los detalles junto a los coches y los pilotos, asegura que el programa será mejor. Y, sobre todo, que no va dejar de oler a gasolina.

Más información