Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bergson defendió la filosofía del tsunami de la ciencia

Bergson, seducido en un principio por el rigor del positivismo, se encontró con una sorpresa: el concepto del tiempo que maneja la ciencia no se corresponde con el experimentado por el individuo. Aquel es exterior y espacial; este, interior y duradero (los recuerdos pasados se unen al presente y condicionan el futuro). De la idea de duración deriva el concepto de la libertad humana; mayor cuando nuestros actos se ajusten a nuestra conciencia más auténtica y menor cuando actuemos guiados por las costumbres. Tampoco el método experimental de la ciencia sirve para comprender el sentido de las cosas a las que se llega por la intuición. Bergson inició el camino que devuelve a la filosofía la primacía en nuestra pretensión de conocer el mundo.

Más información