Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómics y series, historias por entregas

Marvel y DC trasladan su estrategia cinematográfica a la pequeña pantalla

Fotograma de 'Agente Carter'.
Fotograma de 'Agente Carter'.

2014 ha sido el año en el que las series basadas en cómics se han asentado como un producto establecido. Ya empieza a dejar de ser novedad el ver en la pantalla personajes que muchos conocieron en historietas en papel. En los últimos meses han llegado ficciones nuevas como Gotham o Flash y otras se han asentado, como Arrow. Y otras están ya colocadas en la balda de clásicos modernos del entretenimiento, como The Walking Dead. Entremedias, alguna como Agentes de S.H.I.E.L.D., que trata de hacerse un hueco en la televisión siendo parte de una complicada estrategia de Hollywood que incluye una decena de películas para el próximo lustro. Para 2015 hay anunciados nuevos proyectos y estrenos, muchos de los cuales es probable que no lleguen a existir y se queden como meras ideas. En su mayoría son cómics de superhéroes, pero no todos.

Para las cadenas el formato del cómic (historias por entregas) es ideal para adaptar a serie. Hay más libertad y tiempo que en una película para desarrollar tramas en episodios y, en muchos casos, la variedad y cantidad de personajes es más que adecuada. Y, según qué cómics, también por acercarse a un público joven, como ha hecho estos últimos años la cadena estadounidense CW, que con Arrow ha logrado sus mejores datos, con una serie basada en un superhéroe secundario en el universo de DC Cómics.

Y es que los secundarios, dicho sin connotaciones negativas, son la base en la que las dos grandes casas del mundo de los tebeos, DC Cómics y Marvel, han planeado una estrategia para sacar adelante en la televisión gran parte de su fondo. Ambas tienen en el cine su máximo exponente, con un puñado de películas ya entre las más taquilleras de la historia y con grandes estrenos en el horizonte: Superman vs. Batman o Los Vengadores, la era de Ultrón.

En la televisión, DC está aprovechando el tirón de Arrow (con el personaje de Flecha Verde) para ir introduciendo a sus personajes. De ahí ha surgido también una serie con un personaje más importante dentro de su universo de superhéroes, Flash. Ambas series están conectadas y comparten actores. De forma independiente, también en la cadena CW, llegará Hourman. Gotham, la serie que cuenta cómo era la ciudad de Batman antes de que este apareciera, fue una de la ficciones de las que más se habló en 2014 y en la actualidad se encuentra a la mitad de su primera temporada. Fuera de los superhéroes, DC ha estrenado recientemente Constantine (del cómic Hellblazer), un personaje oscuro, especialista en el más allá. Y prepara, junto otro títulos relacionado con lo sobrenatural, Predicador e iZombie.

La estrategia de Marvel es más enrevesada y a muy largo plazo. Tras varios intentos desde los años 70 del siglo pasado con Spiderman, Hulk y Blade, parece que La Casa de las Ideas quiere hacerse un hueco grande en la parrilla. El inicio de su maniobra fue Agentes de S.H.I.E.L.D.. Esta serie nació a raíz del cierre de lo que la compañía de entretenimiento llamó su Fase 1 cinematográfica (que fue desde Iron Man en 2008 a Los Vengadores en 2012). Los protagonistas de la serie son los agentes de la agencia de seguridad que fundó al famoso grupo de superhéroes de Marvel y va hilando sus tramas con las películas que se van estrenando. El final de su primera temporada estuvo muy ligada a la película de El Capitán América: Soldado de invierno y el final de la segunda, la próxima primavera, estará conectada con lo que ocurra en Los Vengadores. La era de Ultrón.

Marvel va más allá y este año estrena Agente Carter, protagonizada por Hayley Atwell y ambientada en la época de espías de la Guerra Fría. Carter, personaje creado en los cómics en 1966, ya aparecía en la primera película de El Capitán América y a su vez está relacionada con la agencia de Shield de la otra apuesta televisiva de Marvel. Este año está previsto también en Netflix el estreno de PowersDaredevil, y Jessica Jones. Para más adelante, Luke Cage y Puño de Hierro. Y todos estos personajes se juntarán en una miniserie llamada Los Defensores. Y, según Marvel, con la posibilidad de que aparezcan personajes del universo cinematográfico o de otras series.

Pero no son las únicas. Otras editoriales también han conseguido colocar sus productos en el mercado televisivo. Llegará un spin-off de la serie más exitosa, junto a Juego de tronos, del último lustro, The Walking Dead. Robert Kirkman, el autor de los cómics y también productor y guionista, prepara una serie para la misma cadena con otra de sus obras, Ladrón de ladrones y Outcast para Cinemax. Otros títulos que están en proyecto son Scalped, El búnker, Chew, DMZ, Ghost Projekt, La Liga de hombres extraordinarios, Letter 44, Pax Romana y el eterno proyecto que lleva años diciéndose que se va a hacer y nunca llega, Ronin, basado en la novela gráfica de Frank Miller.