Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inquietantes navidades con ‘Black Mirror’

La serie británica regresa con un capítulo especial protagonizado por Jon Hamm

El actor Jon Hamm protagoniza el capítulo especial de Navidad de 'Black Mirror'.
El actor Jon Hamm protagoniza el capítulo especial de Navidad de 'Black Mirror'.

Si quiere que la princesa Susannahh sea liberada, el primer ministro de Gran Bretaña debe cumplir una condición: aparecer en televisión manteniendo relaciones sexuales con un cerdo. Esta era la premisa de la que partía el primer capítulo de Black Mirror, la serie británica que en diciembre de 2011 llegaba dispuesta a romper los esquemas preconcebidos y despertar a una audiencia aletargada, protagonista indirecta de ese episodio que servía como carta de presentación. Con solo dos temporadas emitidas, la creación de Charlie Brooker —responsable también de la serie Dead Set, en la que los concursantes del Gran Hermano británico eran los únicos supervivientes del holocausto zombi— se convirtió rápidamente en una serie de culto. Sus capítulos autoconclusivos (tres por temporada) cuentan historias diferentes, pero vinculadas por su ubicación en un futuro próximo en el que el uso de la tecnología es el desencadenante de situaciones desasosegantes.

Las fiestas navideñas han sido el momento elegido por la serie para volver a hacer acto de presencia con un capítulo especial que llega al canal TNT este lunes 29 a las 22.30. Titulado White Christmas (Blanca Navidad), el episodio presenta tres historias entrelazadas que mantienen la mezcla de humor negro, toques satíricos y provocadores y giros de guion que caracterizaron los capítulos anteriores. Jon Hamm, el enigmático Don Draper de la serie Mad Men, y Rafe Spall (The Shadow Line) protagonizan esta entrega especial con una duración de 90 minutos y en la que también participan las actrices Oona Chaplin (Juego de tronos, Dates) y Natalia Tena (Juego de tronos).

Un mundo en el que alguien puede bloquear a otra persona en la vida analógica del mismo modo que se hace en las redes sociales. Eligiendo una opción en el mando a distancia, es posible convertir a alguien en una mera sombra haciendo que ni uno ni otro puedan escucharse o verse mutuamente. Un mundo en el que se pueda crear una réplica de uno mismo hecha de código pero que mantiene tu consciencia. Son algunos de los puntos de partida de un capítulo para el que Charlie Brooker, guionista de la historia, encontró inspiración en los cuentos de fantasmas navideños y en las películas británicas de terror de los años 70. Un futuro distópico más inquietante aún al parecer demasiado próximo a nosotros. "Black Mirror no es una serie antitecnología, sino que es una serie que muestra preocupación. No soy de esa clase de gente que ve el vaso medio vacío, sino que soy del tipo de personas que se pregunta quién va a coger el vaso y lanzármelo a mi cara", explicó Brooker en una entrevista en Esquire.

La entrega de 90 minutos de duración cuenta tres historias entrelazadas

El personaje de Hamm es el encargado de relacionar las tres historias del capítulo. El actor estadounidense, que también protagonizó, junto a Daniel Radcliffe, otra peculiar serie británica, Diario de un joven doctor, se declara fan de Black Mirror. "Tengo predilección por las cosas británicas insólitas. El papel vino a mí de una forma extraña, cuando pedí a mi agente si podía conocer a Charlie Brooker. No sabía que estaba trabajando en una tercera temporada o en un especial de Navidad o nada, era simplemente que me gustaba su trabajo y quería conocerle", explicó el actor en Channel 4, la cadena británica que emite Black Mirror.

Esta entrega especial llega sin la confirmación oficial todavía de que vaya a haber una tercera temporada. Pero mientras tanto, en Estados Unidos, la productora de Robert Downey Jr. prepara el salto a la gran pantalla de uno de los capítulos de la serie, Tu historia completa, la tercera entrega de la primera temporada. El episodio, escrito por Jesse Armstron, el mismo guionista que trabaja en la adaptación al cine, se ambientaba en un futuro en el que los humanos, a través de un chip implantado en el cerebro, pueden grabar todo lo que ven, de forma que los propios recuerdos siempre están al alcance del que quiera volver sobre ellos.

Black Mirror sigue jugando a plantear las consecuencias detrás de la pregunta "¿y si…?" ¿Y si una recreación virtual de nuestros seres queridos se pudiera llevar hasta el extremo? ¿Y si un personaje de animación se convirtiera en protagonista del escenario político? ¿Y si la mayor aspiración de una sociedad alienada fuera participar en Factor X? ¿Y si Jon Hamm pudiera ver a través de tus ojos y guiarte para poder conseguir ligar? ¿Y si…?

Series que no cierran por vacaciones

Inquietantes navidades con ‘Black Mirror’

La mayoría de las ficciones estadounidenses emitidas en las cadenas en abierto se toman un descanso de varias semanas por Navidad. En España, la parrilla se llena de programas especiales y una programación especial que deja aparcadas las ficciones televisivas, que quedan a la espera de regresar o arrancar en enero. Pero en Gran Bretaña las fechas navideñas son el momento elegido por muchas de sus ficciones más emblemáticas para emitir capítulos especiales con los que ayudar a sobrellevar las comilonas y reuniones familiares.

Además del regreso de Black Mirror con una entrega especial, series como Downton Abbey o Doctor Who han acudido puntuales a su ya tradicional cita con los espectadores británicos el día de Navidad. Este año, además, el capítulo navideño de Downton Abbey, que pone el broche final a la quinta temporada de la serie, se ha podido ver en España en Nova solo media hora después de que arrancara en Reino Unido en lo que ha sido todo un hito para el canal de Atresmedia. Estas fechas también han sido las elegidas por otras ficciones británicas para emitir nuevos capítulos. En Navidad arrancó la segunda temporada de The Wrong Mans, mientras que la comedia Miranda se despide en estos días de sus seguidores de forma definitiva.

Más información