Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un culebrón de altura y con solera

La quinta temporada de ‘Downton Abbey’ llega este miércoles a Nova

Un culebrón de altura y con solera

Era marzo de 2011 cuando al canal británico ITV se asomaron por primera vez los Crawley y toda su servidumbre. El comienzo de Downton Abbey supuso todo un acontecimiento que alcanzó los 10 millones de espectadores de media en su primera temporada en Reino Unido y un gran éxito internacional. Ahora, con cinco temporadas casi completas a su espalda, la ficción ha pasado de fenómeno de masas a asumir de forma natural su condición de culebrón de alta calidad emitido en horario de máxima audiencia.

Que en Estados Unidos sus seguidores se cuenten por millones —entre ellos, la primera dama, Michelle Obama, como ha confesado en alguna ocasión— y siga acaparando candidaturas en los premios televisivos también juega favor de un espacio que ha conseguido mantenerse en pie con solo pequeños cambios por las idas y venidas de algunos intérpretes. Nova estrena el miércoles 5 (22.30) la quinta temporada, que llega a la televisión española con solo unas semanas de diferencia con respecto a su emisión original en Reino Unido, donde el próximo domingo se verá el último capítulo de la temporada, a la espera del tradicional episodio especial de Navidad.

Los nuevos capítulos se sitúan en 1924, época de cambios en la que el país contó con el primer Gobierno laborista. Y los cambios en un lugar como Downton no son siempre acogidos de la mejor forma. Esa oposición a las novedades la ejemplifica como nadie la condesa viuda de Grantham, interpretada por Maggie Smith, pero no se quedan atrás su hijo, Robert Crawley, y Carson, el mayordomo de la casa. “Carson no cambia. Las vidas de todos los demás cambian de alguna forma, pero es más arriba que entre la servidumbre”, explicaba el actor Jim Carter en una entrevista dentro de la promoción de esta quinta entrega.

La acción de los nuevos capítulos se sitúa en 1924

Sin embargo, algunas cosas sí que se modifican en los nuevos capítulos. Con la marcha de algunos actores, con cuyo recuerdo ya se lidió en la temporada anterior, y una vez superado el duelo por parte de los personajes, llegan nuevas caras, como las de Anna Chancellor (Orgullo y prejuicio) y Richard E. Grant (Drácula de Bram Stoker). Para el capítulo especial de Navidad, que Nova planea emitir a continuación del resto de la temporada, el equipo de la serie se trasladó al castillo de Alnwick, en Northumberland. “El paisaje es fantástico y los duques y su familia fueron increíblemente acogedores. Allí se han grabado algunas escenas en exteriores de Harry Potter, pero era la primera vez que permitían que las cámaras entrasen en el castillo”, explicó Hugh Bonneville, el cabeza de familia en la ficción.

Tras el tono más dramático que tuvo la temporada anterior, en la que la muerte y una violación marcaron a los habitantes de la mansión, los productores aseguran que los nuevos capítulos se centran más en los secretos que guardan los personajes, algo que sobrevuela toda la temporada.

Los toques humorísticos tampoco faltan, algo en lo que es especialista lady Violet (Maggie Smith) y sus características frases lapidarias. Precisamente, lady Violet protagoniza una de las tramas de los nuevos capítulos con el reencuentro con un amigo del pasado. Mientras, su nieta, lady Mary, parece que empieza a decantarse por uno de sus pretendientes. Lady Edith seguirá en su línea sufridora, mientras que, escaleras abajo, la sombra de las sospecha ronda todavía sobre Bates.

Más información