Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A engaño público, despecho público

Una traición puede tener muchas formas y una venganza también. Decir que el libro de la exprimera dama de Francia es una represalia puede ser cierto, pero eso no lo descalifica. Ni tampoco que desvele cosas íntimas sobre el mandatario socialista que la engañó, de lo que Valérie Trierweiler se enteró por una revista.

Muchos libros son fruto del despecho y algunos son buenos. Cada uno administra sus celos y amarguras como le parece. Y un libro es una buena manera de establecer su postura públicamente, como público fue el engaño. En las consecuencias políticas debió pensar Hollande, que es el político profesional involucrado en este asunto. Ser el presidente de una nación y querer ir por la vida flotando es bastante más tonto y despreciable que redactar un despecho.

 

 

Más información