Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La otra cancha de la política

Dos ensayos analizan las derivaciones sociales del deporte

Las banderasa nunca faltan a la hora de recibir a los ídolos deportivos.
Las banderasa nunca faltan a la hora de recibir a los ídolos deportivos.

El deporte, y en especial el fútbol, es la continuación de la política por otros medios, la guerra incruenta entre las naciones. Y estos dos libros se acercan al fenómeno deportivo, fútbol pero no solo fútbol, como gran espectáculo de masas y de poderosas consecuencias políticas. Pero mientras Quiroga y Fernández de Soto, profesor español que imparte en la Universidad de Newcastle, tratan con ojo desapasionado y afán puramente científico la derivación social del fenómeno, el francés Marc Perelman hace una grandiosa enmienda a la totalidad deteniéndose en lo que califica de "globalización reaccionaria" del deporte, el nuevo —o antiguo—"opio del pueblo".

Goles y banderas abunda en un ejercicio de enorme interés intraeuropeo: la manera en que vemos y nos ven en Europa. Una práctica que ya se estilaba en el siglo XVI y en la que la visión foránea del alma castellana casi invariablemente hablaba de soberbia, altivez y mente improductiva, lo que no es tan distinto de las fórmulas que la obra recoge.

Era preciso mudar el vocabulario para dar cabida al mundo de la ciencia, aplicado a la proeza deportiva.

Para los españoles los términos distintivos del fútbol español, a falta de victorias, eran furia o garra, y para los extranjeros, ese vendaval de pasiones podía derivar fácilmente en brutalidad. Esa primera definición española de su genio deportivo era válida para una época relativamente paleolítica, pero empezó a ser insuficiente cuando, quizá a partir de los años sesenta, el deporte nacional conoció sus primeros éxitos en el mundo, para llegar a su eclosión, ya en el siglo XXI, con el famoso tiki-taka de la selección española de fútbol. Era preciso mudar el vocabulario para dar cabida a orden, método, precisión, el mundo de la ciencia en general, aplicado a la proeza deportiva.

El libro tiene, por añadidura, el atractivo de tratar sin patrioterismo la pugna de hegemonías deportivas en un país rico en “hechos diferenciales” como España; así la Cataluña nacionalista y un Barça que es “más que un club”, organizaba sus goles y banderas en visible disidencia con la versión general española.

Diferentemente, la obra de Perelman ha de leerse como un alegato en el que, no porque el autor no tenga razón, sino porque los elementos más antropológicos del análisis desaparecen, el aficionado al deporte puede sentir que ha quedado un poco a trasmano de la obra.

Goles y banderas. Fútbol e identidades en España. Alejandro Quiroga y Fernández de Soto. Marcial Pons. Madrid, 2014. 318 páginas. 22 euros.

La barbarie deportiva. Crítica de una plaga mundial. Marc Perelman. Traducción de Federico Corriente. Virus. Barcelona, 2014. 236 páginas. 23 euros.

Más información