Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La virgen del Pilar, el frío y las setas

Los periodistas de TVE critican la banalización de los informativos

Reprochan que se minimicen las noticias polémicas para el Gobierno

Cobertura en TVE de la ofrenda floral a la virgen del Pilar en Zaragoza, el pasado octubre.
Cobertura en TVE de la ofrenda floral a la virgen del Pilar en Zaragoza, el pasado octubre.

Los periodistas de Televisión Española han elaborado un informe sobre los contenidos de los principales informativos desde el comienzo de la temporada, el pasado septiembre, en el que critican la trivialización y banalización de los espacios de noticias. Una tendencia que han percibido, especialmente, en los telediarios del fin de semana. Afirman que con este tipo de prácticas la oferta de la televisión pública corre el riesgo de dejar de ser “la mejor opción” para seguir la actualidad.

Como ejemplo de esta tendencia citan el TD2 del 13 de octubre. En esa edición se daba cuenta de la asamblea de 2.000 alcaldes en Madrid contra la reforma de la ley de Administración Local sin explicar “el contenido de la polémica reforma”, según expone el Consejo de Informativos de TVE (CdI), órgano de representación de los profesionales. Ese mismo día se incluían temas de “indudable menor trascendencia” como el cambio de armario o el estrés de los bebés. Noticias que “aunque pueden tener cabida, nunca deben ser excusa para dejar de ofrecer el tiempo y el tratamiento adecuado a los problemas y cuestiones que afectan y preocupan a la sociedad española”.

Un día antes, el 12 de octubre, el TD1 ofreció más de cinco minutos seguidos a la ofrenda floral a la virgen del Pilar en Zaragoza, el frío y las setas. Los periodistas sostienen que el servicio público obliga a ofrecer telediarios con una información que sea interesante, amena, completa y atractiva para un público generalista. Pero reclaman a la dirección de Informativos y a los editores de los noticieros que “extremen el cuidado en la selección de temas y eviten que los contenidos triviales resten espacio a los asuntos de relevancia”.

El informe repasa algunas informaciones que, según el CdI, se han emitido fragmentadas o sin contexto. Reprocha también que en determinados casos no hay una pluralidad de voces, no se hace un seguimiento de los conflictos sociales de calado o se tiende a minimizar las noticias polémicas para el Gobierno. Entre las coberturas más cuestionadas citan las declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre el cine o los salarios, la manifestación de las víctimas del terrorismo, la huelga de basuras de Madrid, la supresión de las becas Erasmus o la huelga de docentes en Baleares.

No siempre los responsables de los informativos exponen su opinión sobre el tratamiento de noticias como estas. En el caso de la polémica sobre los salarios (“no están bajando en España, los salarios están subiendo moderadamente en nuestro país”, dijo Montoro en la sesión de control al Gobierno del pasado 9 de octubre), los editores aseguran que las declaraciones del ministro y la reacción de los grupos de oposición fueron “muy destacadas” en los titulares y ocuparon “un lugar relevante en el minutado”. Precisan también que durante el viaje de Rajoy a Japón no se dio cuenta sobre la fuga de agua radiactiva en la central nuclear de Fukushima porque este tipo de averías son innumerables y que no parecía que la de aquel 3 de octubre fuera de las más relevantes. El editor del telediario afirmó, según el informe, que “nunca se decidió no incluir u ocultar esa información” y admitió un posible error de coordinación.