Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Little Richard anuncia su retirada a los 80 años

El legendario pionero del ‘rock n’ roll’, que últimamente actuaba en silla de ruedas, dice que se siente “acabado”

Little Richard en el Beale Street Music Festival en Memphis, Tennessee en Mayo de 2012.
Little Richard en el Beale Street Music Festival en Memphis, Tennessee en Mayo de 2012.

Richard Wayne Penniman, conocido como Little Richard, se retira de la música. Pionero del rock n’ roll, nacido en Georgia el 5 de diciembre de 1932, infatigable músico y animal escénico, anuncia ahora, a punto de cumplir 81 años, que abandona la que ha sido la principal pasión y el motor de su intensa vida. En una entrevista con la edición estadounidense de Rolling Stone, admite que se siente “acabado”. Estas palabras llegan un tiempo después de una actuación en el Howard Theatre de Washington, donde pronunció la siguiente frase para pasmo de la concurrencia: “Jesús, ayúdame. Casi ni puedo respirar, es horrible”.

Richard, sin duda uno de los nombres sagrados del género de las guitarras eléctricas, ha asegurado a Rolling Stone que su importancia para la historia reside en que el rock n' roll comenzó cuando él publicó el clásico Tutti Frutti. Ahora, lejos quedan ya aquellos incendiarios años, y Richard tiene que utilizar con demasiada frecuencia una silla de ruedas. Por eso toma esta dolorosa decisión, admitiendo sentirse “acabado y sin ganas de hacer nada más” en el siempre fatigoso mundo de la música.

Aquejado de ciática y graves problemas en la cadera lleva mucho tiempo lejos de sus estándares de calidad musical. Según Rolling Stone, ahora pasa el tiempo diseñando ropa y rezando. Y al parecer, también meditando acerca del impacto los bombazos que lanzó con singles como Tutti Frutti y Long tall Sally: “Creo que mi legado debe ser exactamente ese, cuando empecé en el show bussines no existía nada parecido al rock n' roll. Cuando lancé Tutti Frutti es cuando el rock empezó a golpear”.

Siempre se sintió maltratado por ser negro y por su condición sexual. Richard, vivió con la certidumbre de que Jerry Lee Lewis se llevó en realidad la fama que le correspondía. De hecho, se retiró de la música una larga temporada.

Little Richard conquistó a los jóvenes de la década de los cincuenta junto a Jerry Lee Lewis y tantos otros que rompieron reglas y allanaron el camino a mitos como Elvis Presley, los Beatles o los Rolling Stones. Para el recuerdo quedan multitud de canciones y su famoso grito de guerra: “A-wop-bop-a-loo-bop-a-wop-bam-boom”